#Cuba: Los espacios para debatir el Proyecto de Constitución

Lea más de: , , ,

Por Marco Velázquez Cristo

constitucion6

El Proyecto de Constitución esta siendo debatido por el pueblo en barrios, centros laborales y unidades militares. Los cubanos residentes en el exterior  han estado opinando a través de un sitio del MINREX. En esos espacios se ha hablado libremente.  Los criterios vertidos en ellos no se evaluan o jerarquizan tomando en cuenta el nombre de la persona que lo expresa, tampoco el sector social o laboral al que pertenece, ni en cual de esos espacios lo expuso. Todos tienen la misma a validez.

Uno de los principales logros de la Revolución ha sido construir la unidad de la sociedad cubana, creando dentro de sus diferentes sectores la conciencia de que todos somos iguales y por lo tanto nadie está por encima de otro, ni puede ser excluido;  eso hace posible que en un debate en un barrio puedan participar desde las amas de casa y jubilados hasta el más ilustrado intelectual con los mismos derechos sin distinciones de ninguna índole. En similares condiciones se participa en los centros laborales y otros espacios establecidos.

Que mejor auditorio que nuestros vecinos o compañeros de trabajo,  se supone que ante ellos nos sintamos menos inhibidos. Pero existen los que por pensamientos elitistas o sentimientos de superioridad se aíslan en esos ambientes y por lo tanto preferirían expresarse en otros que consideran adecuados a su “estatura” intelectual, así como más afines a su manera de pensar. Son los que menosprecian la sabiduría del pueblo.

En mi opinión el haber previsto sin diferenciaciones la organización de este proceso de discusión es lo justo, otorgar espacios particulares para cualquier sector hubiese sido privilegiarlo por encima del resto de la sociedad y como ya dije en Cuba todos somos iguales y tenemos similares derechos, no tienen cabida el sectarismo o el elitismo.

Por esas razones ningún ciudadano puede reclamar que se le cree un escenario diríamos que privado para expresarse y pretender que las opiniones que vierta allí sean recogidas como válidas. Todos podemos decir lo que entendamos en cualquier parte, no estoy negando eso, pero el que desee que sus criterios sean recogidos y validados debe expresarlos en los lugares que se han previsto para ello.

Lo anterior es suficiente, pero existen otros argumentos. Vamos a suponer que una determinada organización deseara hacer uno con todos sus miembros y se le autoriza, ¿En qué teatro, cine o cualquier otro lugar cabrían?, ¿Cuánto días estarían reunidos para darle la oportunidad de expresarse a los que quisieran hacerlo?, ¿Cuáles serían los costos de la logística? Como está claro que no puede haber exclusiones, las respuestas a estas interrogantes dicen que sería absurdo concebir un evento de esa naturaleza. No olvidar que la capital no es el país y que existen las provincias.

Lo que he escrito no es por decir algo, es que he conocido que determinados ciudadanos con ínfulas de grandes personajes han clamado porque se les permita encerrarse en una torre de cristal a opinar y que se recojan como validos los criterios que allí expresen.

No pongo sector y nombres, en el primer caso para evitar confusiones que tiendan a juzgar a todos por igual, algo que sería injusto y en el segundo para no contribuir a darles realce a quienes no lo merecen, pues solo son un grupito nada importante que desentona con el ambiente de unidad, transparencia y expresión democrática que ha caracterizado el desarrollo del proceso de discusión del Proyecto de Constitución. Nada que no son nada.

Por eso solo les pregunto:

¿Por qué temen, menosprecian o rechazan decir lo que piensan ante sus conciudadanos?

Lo dejo hasta aquí, por ahora como dijo Chávez.

PostCuba

Hacer un comentario

Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos. Todos los campos son obligatorios.

1 Comentario

Neyvis Padilla Duany dijo:

Está claro que el pensamiento elitista defendido ,por suerte, por unos pocos, es incompatible con el principio de unidad e igualdad del sistema que defendemos por nuestra REVOLUCIÓN,pero tambien conocer su existencia en la mente de ciudadanos que se enajenan fácilmente nos convoca a estar alerta y no pensar en que hay enemigo pequeño.Trabajar constantemente sin descanso como nos enseñó nuestro comandante en jefe,perfeccionando nuestro sistema de gobierno, siempre en funcion de la mayoria trabajadora, fomentar el hecho de que el trabajo es un deber del ciudadano para contribuir al deasrrollo de nuestra economia, combatir las insuficiencias a tiempo ,utilizar mas los medios de comunicacion para educar e informar,perefeccionar nuestro sistema de eseñanza o sea que David tiene una tarea titanica, pero la historia se ha encargado de demostrar que es capaz de lograrlo.

9 noviembre 2018 | 02:22 pm