Crimen de Barbados: Dolor que no pasará Nunca

Lea más de: , , , , ,

Por Natalia Osorio Osorio

Siempre me han dicho que solamente debo de recordar los momentos lindos que una vez viví.

Y es verdad, no lo dudo. Sin embargo, es tan difícil olvidar el dolor, las lágrimas y heridas presentes en el cuerpo y el alma de aquellos que una vez le dijeron un hasta luego a hijos, padres, tíos, hermanos. Y sin embargo se convirtió en un adiós para siempre.

Es cierto, ya pasaron 30 años de aquel horrendo crimen conocido como Crimen de Barbados debido a un ataque terrorista, en pleno vuelo de la aeronave CU-455 de Cubana de Aviación, la cual se dirigía desde la isla de Barbados a la de Jamaica con destino en la capital cubana de La Habana. Este lamentable hecho ocurrió el 6 de octubre de 1976. Las 73 personas a bordo de la aeronave, un Douglas DC-8 de fabricación estadounidense, resultaron muertas.

Siendo hasta entonces el peor ataque de este tipo en el hemisferio occidental y uno de los más brutales actos de terrorismo ejecutados por personas al servicio de la CIA  en contra de la Revolución Cubana. En el luctuoso hecho se utilizaron dos bombas, descritas como dinamita o explosivo C-4.

A veces la manera de salvarnos de eso es repitiéndolo una y otra vez para que nadie lo olvide nunca. Razón por la cual es importante hablar de ello con los más jóvenes.  Creo que de no hacerlo pensarán que es una historia pasada y perderá importancia. Tal vez pasada por el tiempo transcurrido ya.

Entonces me pregunto una y mil veces ¿Será posible olvidar?  La respuesta es NO, una y mil veces NO.

Tanto dolor y sufrimiento es una cicatriz que, desgraciadamente, nunca sanará del todo. En #Cuba #TenemosMemoria  y lo que pasó en #Barbados no se olvidará. Podrán pasar miles de años y sin embargo ese horrible crimen seguirá latente en cada uno de nosotros.  Simplemente porque hay un dolor que no pasará NUNCA.

Hacer un comentario

Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos. Todos los campos son obligatorios.