Cositas de la campaña negra o la máquina del fango contra #Cuba

Lea más de: , ,

b2f92311964e73fcd65f099c54fa935f_LInternet es una herramienta que, -aunque el mundo de la política se tardó en descubrir-, hoy sufre un desembarco notable. Las batallas ideológicas se han desplazado a las redes sociales, donde un simple comentario puede volverse viral y alcanzar a millones de personas.

El Presidente del Movimiento Juvenil Martiano y la representante de la Federación de Mujeres Cubanas, Yusuam Palacios y Lisset González respectivamente, rostros mediáticos en Cuba que han expuesto sus ideas en escenarios como la Cumbre de Panamá o en la reciente visita del presidente estadounidense Barack Obama, han vuelto a ser blanco de insultos en plataformas web como CiberCuba, luego de opinar sobre el discurso del mandatario en el Gran Teatro de La Habana.

«Que mujer tan repugnante, muerta de hambre con mucho miedo y esta muchacha necesita un cerebro», han sido algunas de las ofensas que recibió, principalmente Lisset González, entrevistada que halló respuestas a las lagunas históricas que dejó Obama en su alocución. Cuando el mandatario abordó la separación familiar, la federada pensó en la Operación Peter Pan y al referirse al desarrollo y empoderamiento del pueblo, Lisset lo asoció a nuestro principal freno, el bloqueo, por mencionar algunos ejemplos.

No obstante, en las redes hubo una avalancha de críticas que según las estrategias de manipulación mediática, responde a «reforzar la autoculpabilidad,  al hacer creer al individuo que es solamente él, el culpable de su propia desgracia, por causa de la insuficiencia de su inteligencia, de sus capacidades, o de sus esfuerzos».

Al respecto Norelys Morales, periodista que ha abordado la temática de la subversión en su blog Islamiacu, nos comenta que «Esos comentarios nos dan un panorama de esa parte de Miami intransigente, intolerante, inculta que es capaz de ofender, denigrar y que luego hace una lapidación mediática a las personas que manifiestan una opinión diferente a la de ellos.

«Nunca un video de la televisión cubana alcanzó tal promoción, pero el porcentaje de comentarios frente a la divulgación es mínimo. Una página en Facebook a las dos horas de publicado el video, de la federada Lisset González, alcanzó 14 mil 700 visitas y 400 comentarios en los que se insultaba constantemente a la entrevistada. No obstante, cuando se revisaba el perfil de los usuarios que comentaron el video, no tenían un nombre real ni biografía, pero sí marcaban el lugar de procedencia: Miami. Entonces, podemos decir que ¿Esta estrategia mediática no se pensó? ¿Qué fue una reacción espontánea? (…) En esta ocasión, la difusión corrió a cargo de CiberCuba, sitio cuyo dueño vive en Miami y que registra desde allí esta plataforma».

Resulta innegable que Internet también se ha convertido en un espacio utilizado por los enemigos de Cuba para continuar haciendo la guerra mediática y de desacreditación a quienes van en contra de sus intereses, esos que según ellos necesitan un “castigo”, por ser fieles a sus principios.

Un ejemplo claro es la entrevista realizada el 23 de marzo por activistas de Radio Martí al Jefe de Operaciones y co-fundador de Cibercuba, Luis Manuel Mazorra, con el propósito de premiar las acciones que el 22 de marzo este sitio emprendiera contra representantes de la sociedad civil cubana que no estuvieron de acuerdo con algunos puntos del discurso de Obama.

CiberCuba recibió el premio…. Ellos el castigo, en miles de ofensas.

La estrategia del “premio y el castigo” vuelve a aparecer ahora para deslegitimar, para ridiculizar, como en este caso, a Lissette González y Yusuam Palacios, pero ¿hasta qué punto lograron ridiculizarlos o quedaron en ridículo ellos mismos?

Humberto Eco dijera que «las redes sociales le han dado la palabra a una legión de idiotas, es la invasión de los necios». Necios son aquellos que carecen de ideas y argumento reales para desacreditar a sus contrarios, quienes apelan a las ofensas porque adolecen de la razón. Quienes se venden y prefieren engañar, manipular y ridiculizar hasta su propia realidad.

En la era de las tecnologías, cambian los escenarios; pero no cambian las estrategias. Las campañas negras, la guerra sucia o la máquina del fango son los mecanismos que usan y seguirán usando quienes, carentes de habilidades de raciocinio y pagados por el gobierno americano, no tienen otra arma para descalificar, difamar, ridiculizar y silenciar los logros del gobierno revolucionario cubano.

Tomado de Blog Guajirita Soy

http://guajiritasoy.blogspot.com/2016/04/cositas-de-la-campana-negra-o-la.html

Hacer un comentario

Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos. Todos los campos son obligatorios.