Contra la concentración de la propiedad

Lea más de:

Por Michel E. Torres Corona

El proyecto de reforma constitucional, de cuyo proceso de consulta popular a concluir este jueves ha suscitado tanto interés por parte de amigos y no tan amigos de Cuba, incluye en su articulado la regulación de los fundamentos económicos del Estado socialista de Derecho. En su artículo 20, señala que regirá nuestro país el sistema de economía basado en la propiedad socialista de todo el pueblo sobre los medios fundamentales de producción, precepto que hereda de la Constitución vigente, pero añade después que esa forma de “propiedad principal” será acompañada por otros tipos de propiedad (art. 21).

Mucho se ha hablado sobre los distintos tipos de propiedad e incluso sobre la inclusión de la propiedad privada sobre “determinados medios de producción”, y aunque es evidente que el tema no está agotado no es el objetivo principal de este brevísimo artículo volver a esa polémica, que es sin dudas muy necesaria. El fin fundamental que perseguimos apunta al artículo 22 del proyecto, que en concordancia con lo anteriormente regulado, plantea la obligación estatal de regular que “no exista concentración de la propiedad en personas naturales o jurídicas no estatales, a fin de preservar los límites compatibles con los valores socialistas de equidad y justicia social”.

Pero, ¿qué es la concentración de la propiedad? Si uno hace una búsqueda en Internet, lo primero (y casi que lo único) que “the old reliable” Google nos muestra es algún que otro análisis sobre la concentración de la propiedad rural, es decir, lo que en Cuba se conoció como latifundio: que unas pocas personas ostenten la propiedad sobre tierras agrícolas que trabajan los campesinos.

Este caso es claro y casi que no admite discusión. Aunque ya no se defienda como antes el principio de “la tierra es para el que la trabaja” (en función de la propiedad estatal sobre determinados terrenos que pueden resultar de valor estratégico para la economía nacional y para la seguridad alimentaria del pueblo), está claro que es inadmisible que unos cuantos “terratenientes” vivan holgadamente del sudor del campesino.

Al respecto, el Observatorio de Tierras y Derechos nos informa[1]:

“La concentración de la propiedad rural es uno de los fenómenos que contribuyen al aumento de la desigualdad. (…) Cada día hay más tierra en poder de menos dueños y más desocupados en las ciudades.”

“Este fenómeno es visto a escala mundial y se caracteriza por las grandes adquisiciones de tierras y generar una presión por los recursos naturales por parte de grandes grupos económicos y empresas transnacionales.”

Nuestro proyecto de reforma constitucional se declara al respecto, dictaminando en su artículo 29 un “régimen especial” [2] para la propiedad privada sobre la tierra y regulando incluso un derecho preferente del Estado para su adquisición mediante pago de un justo precio. También se prohíben el arrendamiento, la aparcería, los préstamos hipotecarios y cualquier acto que implique gravamen o cesión a particulares de los derechos emanados de la propiedad privada sobre la tierra.

Lo anterior es una conjunción del tradicional principio revolucionario de “la tierra para el que la trabaja”, la necesidad del Estado de explotar tierras sobre la base de intereses nacionales y la prohibición a viejos negocios turbios como los que abundaban en la República neocolonial. Mucho dueño de tierra cómodamente en su casa de La Habana, mientras otro se desgasta trabajando el terruño ajeno.

Algo que quizás podamos echar en falta es la prohibición expresa de que se enajenen las tierras cubanas en favor de capitales extranjeros. La experiencia histórica de Cuba con entidades transnacionales como la infame United Fruit Company nos debe ilustrar al respecto.

Sin embargo, más allá de la propiedad rural, ¿cómo podemos entender esa concentración de la propiedad? ¿Cómo se concentra la propiedad en otros ámbitos?

El ejemplo más claro (y también un ejemplo clásico) es el de los monopolios. Para la escuela tradicional del capitalismo liberal, uno de los valores fundamentales es la libre competencia entre agentes económicos. El siglo XIX y los albores del siglo XX vieron como esa “mano invisible del mercado” que desarrollara teóricamente Adam Smith era manipulada por los “hilos invisibles” de empresarios “muy exitosos” que comenzaban a concentrar bajo su poder económico distintas empresas que antes le hacían competencia; se extinguía la posibilidad de la cacareada competencia porque en el mercado solo competía una sola entidad.

Por supuesto, los economistas se manifestaron en contra. Independientemente del signo político e ideológico, es irracional apoyar la noción del monopolio. Una empresa que concentra toda la oferta no obedece necesariamente a la demanda, sino que la modifica y trastoca a su antojo. Frustra la iniciativa económica privada (piedra angular del liberalismo), ya sea mediante políticas de “precios predatorios” o por la compra de negocios incipientes (a veces, compra forzosa y con violencia mediante).

Es por ello que, incluso en las naciones decanas del imperialismo global, están vigente leyes antimonopolios, que buscan “preservar” la competencia como mecanismo idóneo (a su juicio) para el desarrollo económico.

Para la élite mundial, los monopolios son un óbice para el pleno desarrollo de un sistema que coadyuva a su status especial. Pero para Cuba y el socialismo que nos proponemos construir, las implicaciones de la concentración de propiedad no solo pasan por el tamiz de los monopolios. Para el capitalismo puede ser muy provechosa la competencia, aunque solo salgan ganando unos pocos.

Para más señas, antes de 1959, 550 personas se podían considerar los dueños de la isla[3]. Entre ellos había 102 extranjeros: el mayor era un venezolano, Julio Lobo Olavarría, dueño de 16 centrales azucareros, una corredora de azúcar, 22 almacenes de azúcar, una agencia de radiocomunicaciones, un banco, una naviera, una aerolínea, una aseguradora y una petrolera.

El caso de Fulgencio Batista Zaldívar también sobresale: poseía 9 centrales azucareros, un banco, tres aerolíneas, una papelera, una empresa contratista, una empresa transportista por carretera, una productora de gas, dos moteles, varias emisoras de radio, una televisora, periódicos, revistas, una fábrica de materiales de construcción, una naviera, un centro turístico, varios inmuebles urbanos y rurales, varias colonias y varias firmas norteamericanas, pues en el entramado de pertenencias utilizaba el nombre de amigos, familiares, socios y de testaferros; y muchas de sus posesiones no aparecían inscritas con su nombre.

Muchos de los que hoy defienden la concentración de la propiedad en Cuba alegan que de lo contrario, se obliga a los “emprendedores” a la ilegalidad. Que si no se le permite a una persona (por poner un ejemplo) tener quince barberías, se las agenciará para que familiares y amigos concurran como “cabezas visibles”, y presten sus nombres para validar el negocio.

¿Es que acaso podemos justificar lo mal hecho con la incapacidad de velar por lo justo? ¿Es que tenemos que resignarnos a que un puñado de “mentes brillantes” para los negocios concentren en sus manos la propiedad y la riqueza? ¿Podríamos decir que “modernizamos” el socialismo cuando únicamente lo vaciamos de contenido, dejando un título bonito para otro modelo más de capitalismo?

Es un asunto de justicia social, claro. Pero también tenemos que entender que, como decía nuestro amigo Carlos Marx, “la política es expresión concentrada de la economía”. Y si permitimos que la base económica dependa de la voluntad de una élite, tarde o temprano entregaremos las llaves de la soberanía.

No pensemos como una minoría. Actuemos y propugnemos un sistema que valide nuestros verdaderos intereses, los intereses de la mayoría. En palabras simples: aboguemos por los barberos y no por el dueño de las quince barberías.

 

[1] Estadísticas y otros datos están disponibles en el sitio web de la organización

[2] Evidencia de ello es el decreto-ley 300, que impone un límite de 67 hectáreas a la propiedad rural. De aprobarse el proyecto constitucional, otras leyes complementarias serán necesarias para desarrollar y atemperar el ordenamiento jurídico a la realidad socioeconómica del país.

[3] Véase al respecto el libro Los propietarios de Cuba, Guillermo Jiménez Soler

Hacer un comentario

Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos. Todos los campos son obligatorios.

68 Comentarios

Orland dijo:

Copio:
aboguemos por los barberos y no por el dueño de las quince barberías.
—-
?El dueno de 15 barbarias es millonario? Yo no lo creo.

14 noviembre 2018 | 06:57 am
Rogelio dijo:

Con la competencia no “salen ganando unos pocos”, como dice Ud. Con la competencia ganamos todos, y con el Megamonopolio de ETECSA estamos PERDIENDO todos hace ya muchos (demasiados) años. Los precios ridículos y el mal servicio nos afectan grandemente a todos!!! Basta ya!

14 noviembre 2018 | 07:10 am
Ricardo dijo:

Me considero socialista , pero no tengo miedo al capital creo que un país socialista puede sacar beneficios del capital creado por sus empresarios, si en Cuba existieran personas con capital suficiente para invertir en grandes proyectos estoy seguro que lo harían, pero existe el miedo no al poder económico de esas personas,si no al poder político que podrían llegar a tener.
No hay nada malo con tener una persona que arriesga un capital disfrutando de su inversión, mientras otros trabajan en tierras,fábricas , hoteles u otros empleos que el creo, o es que acaso los dueños del capital extranjero que invierte en Cuba y saca de ella capital para el exterior , son los que ponen también la fuerza de trabajo.

14 noviembre 2018 | 07:32 am
Hector dijo:

Considero que si el propósito del artículo 22 es evitar los latifundios y monopolios, debe ser redactado en esos términos, pero no se debe seguir poniendo frenos tan ajustados a las fuerzas productivas, la ley fundamental del socialismo es “De cada cual según su capacidad, a cada cual segun su trabajo” lo que para mi significa que no debe haber límites en el trabajo que uno pueda aportar siempre y cuando SE TRABAJE, quienes lo hagan deberán obtener más. La justicia social no se obtiene al limitar los esfuerzos de las personas, sino de incentivarlos y repartir los beneficios entre todos y para eso quien más ingrese deberá aportar más a través de los impuestos, creo que hacia ahí deben encaminarse los esfuerzos. Ya tenemos personas honradas y trabajadoras que han ganado grandes sumas de dinero con su labor, y que no podrán invertirlo para el bien de todos porque estarían ganando “demasiado”, ¿Qué deben hacer con ese dinero? ¿guardarlo y seguirlo guardando?, eso no beneficia a nadie.

14 noviembre 2018 | 07:38 am
Alejandro Madorran dijo:

Si hubiera nacido en la Inglaterra del siglo XIX hubiera sido, sin dudas, un acalorado sindicalista.
Pero he nacido en Cuba, en el año justo en que el mayor estado socialista de la historia se hacía pedazos, en que los cubanos sufrieron, tal vez, una de las peores crisis de su historia.
Si hubiera vivio en ese estado socialista perfecto que leemos en los manuales defendería a ultranza la acumulación de propiedad, incluso la de la riqueza. Tampoco por ello dejo de defender que el Estado (máximo regular de la sociedad) tome partido en las relaciones económicas, sociales, culturales de nuestra sociedad. Sin embargo, a mi modesto entender, frenar el emprendimiento privado nacional solo nos va a retardar como nación,y no solo en el aspecto económico, en el cultural también. Tengo miedo de que las empresas chinas o americanas nos invadan en un futuro no muy lejano y nuestra industria nacional (privada, pública, cooperativa) sea tan débil que no ofrezca la más mímima batalla.

14 noviembre 2018 | 07:42 am
Eliecer dijo:

Siguiendo esa linea de pensamiento pareciera que en los paises desarrollados no hay concentración de la propiedad, ni altos estandares de vida para la mayoria de la población. Si seguimos confundiendo la esencia de los procesos entonces estaremos condenados eternamente a la miseria.
Que una persona sea brillante para los negocios no es malo , esos es buenísimo, pues trae beneficios a su persona y ala sociedad, que reciba su remuneración correspondiente no es malo, es justo. Lo de que se aprovecha del trabajo ajeno solo es válido si permitimos que pague menos salario a sus trabajadores, que no cumpla con la seguridad social de sus empleados ni con las leyes laborales, si lo hace segun las leyes cual es el problema????? En el capitalismo el problema no es la concentracion de la propiedad, sino el papel pírrrico del estado que lo han dejado sin opción para usar todo el beneficio que generan esos grandes negocios en función de la población, esa es en realidad la esencia del problema,

14 noviembre 2018 | 07:50 am
Teo garcia dijo:

Al final usted no menciona a que llaman concentración de la riqueza en la nueva constitución.
Si nos vamos a la dialectica materialista que nos enseñaron en la universidad en cuba, se necesita saber que es lo grande para para poder decir que esto otro es pequeño.
No hay una cota ni forma de medir eso en esta constitución dejando vacios que permitiran decomisar a cualquiera su esfuerzo.
Aunque en cuba ningun estudiante de la uci podra crear algo como google. No porque no puedan. Sino porque no los dejan.
Se mantendran velando a los trabajadores privados que son los que pueden tener riquezas. Porque para los profesionales en cuba eso esta vetado

14 noviembre 2018 | 07:54 am
Eliecer dijo:

Que tipo de estado estamos construyendo, uno que va a seguir las ciegas leyes dle mercado o uno con una vision social determinada, esa es la cuestión. La corrupción, la desidia , la insensibilidad ante los problemas sociales eso es lo que daña una sociedad, no si uno u otro tiene mas dinero que otro, eso es inevitable y es parte de las capacidades de las personas para desarrollar determinada actividad económica. Lo que debemos garntizar en nuestro proyecto es que el ESTADO y ahora si lo pongo en mayuscula, no permita la evasion fiscal, la corrupción de funcionarios , garantice un salario justo y digno de esos funcionarios para que no se vean tentados por el dinero que puedan tener esas ¨mentes brillantes¨para los negocios y la reinversion social de todos los beneficios que generen todos los negocios tantoestatales como privados para que todos y todas tengamos los mismos derechos.

14 noviembre 2018 | 07:57 am
Eliecer dijo:

En fin necesitamos un estado fuerte, regulador y controlador de que el juego siga las reglas que trazamos, o acaso no se da cuenta de por que el capital la tiene montada contra el estado es para que los deje hacer lo que les da la gana, sin regulacion alguna es por eso que hay tanta desigualdad, pues el arbitro que debe ser el estado,es debil. China lo resolvio , vietnam, y otros paise tan socialistas como nosotros, un estado fuerte que pone bien las reglas, no debe tenerle miedo a la concentración de propiedad si esta condicionada a la mejor calidad de vida del pueblo. gracias

14 noviembre 2018 | 08:05 am
Eddy Vázquez Miranda dijo:

El artículo tiene un fundamento filosófico irrevocable, concreto pero a mi juicio muy modesto, tiene una causa identificada, pregunto, porque no hacer nuestra fuerza política e intelectual en ella y no en el efecto, saludos

14 noviembre 2018 | 08:07 am
Ray dijo:

El problema es no irnos a los extremos, está bien que exista una ley antimonopolio. Malo, y mucho es por ejemplo, que a los Agentes de Telecomunicaciones de ETECSA le bajen el porciento de comisión en dependencia de su venta, y así el que menos vende gane un 10 % y el que más venda gane un 3%. Haciendo que a la no muy larga, alguien trabajando menos gane más. Esto no fomenta el desarrollo de la nación

14 noviembre 2018 | 08:09 am
likos dijo:

Considero que los monopolios son malos y creo q los unicos en desacuerdo serian los q tienen la capacidad para lograrlo, pero mi duda esta dirigida, ya q no la veo respondida en el articulo, a que significa concentracion de la propiedas mas alla del monopolio y cuando se entiende q esta esta ocurriendo pues ocurre lo mismo q con la riqueza con la salvedad de que esta ultima es mas sencillo de regular. 15 barberias es mucho? puede ser. 2 es mucho? incluso 1 puede ser suficiente para monopolizar un segmento economico en un area dada asi q considero q es complejo de definir. Es cierto q esto induciria una mayor dinamica ya q permitiria a otros prosperar en un area, pero tambien podria reducir la calidad de la oferta, al no existir una competencia real entre las distintas propuestas

14 noviembre 2018 | 08:13 am
ricardo dijo:

Si algún pillo “inventa” cómo tener varias propiedades, el estado y el gobierno tienen que hacer las leyes y los procedimientos necesarios para DECOMISARLE todas esas propiedades “hijas del invento”.
La Revolución la hicimos y la hemos defendido para que unos pocos no dominen a la mayoría.
Viva Fidel

14 noviembre 2018 | 08:19 am
Frank Marquez dijo:

Muy esclarecedor el artículo, pues a veces se piensa que lo que no se quiere es que alguien prospere con su negocio o con el sudor de su trabajo. No se está en contra de que alguiien pueda tener un carro, un poco de dinero y una buena casa. Se está en contra de los terratenientes, los casatenientes y los que quieren acaparar una cadena de negocios monopolistas a gran escala. Se confunden los terminos a veces si no se explican bien. Este es un tema del que se debería hablar más por personas con conocimiento para evitar las tergiversaciones con doble propósito.

14 noviembre 2018 | 08:22 am
Ada dijo:

Que pasa con el tema de que los cubanos no podemos poseer 2 viviendas(digase en este caso casas)? Lo pregunto, porque en mi caso soy hija unica y tengo mi casa y mi madre tiene la de ella. Si el dia de mañana mi madre fallece, puedo ser propietaria tambien de la casa de mi madre o por ley tengo q venderla? si alguien pudiera aclararme este tema.

14 noviembre 2018 | 08:28 am
Ariel dijo:

Es Cuba el tema de la concentración de la propiedad es demasiado subjetivo. Además se debería estar a tono con los países de la región. Se debe establecer un límite pero que alguien tengo 3 barberías o 3 restaurantes no se dañino sino todo lo contrario. Los negocios pequeños suelen vender siempre mucho más caro. El miedo a que existan personas con un poco más de dinero además de tantas prohibiciones lo único que ocasiona es que las personas se quieran marchar del país, deberían analizarlo.

14 noviembre 2018 | 08:38 am
Ricardo dijo:

Caramba, al fin un análisis que vale la pena sobre este tema. Estoy doscientos por ciento de acuerdo. Y el párrafo en el que se hacen las preguntas: “¿Es que acaso podemos justificar lo mal hecho con la incapacidad de velar por lo justo? ¿Es que tenemos que resignarnos a que un puñado de “mentes brillantes” para los negocios concentren en sus manos la propiedad y la riqueza? ¿Podríamos decir que “modernizamos” el socialismo cuando únicamente lo vaciamos de contenido, dejando un título bonito para otro modelo más de capitalismo?” Ese para mí constituye hoy uno de los asuntos medulares por los que pasa hoy nuestro país.

14 noviembre 2018 | 08:43 am
Liam dijo:

Yo sí quisiera que se eliminara lo que establece el artículo 22 respecto a que “el Estado regula que no exista concentración de la propiedad”, ya que al igual que intentar regular la concentración de la riqueza esta limitación se convertiría en la práctica en un absurdo de hecho y de Derecho que derive en una innumerable cantidad de violaciones, ilegalidades y corrupción en cualquier nivel y lugar. Ya tenemos suficientes ejemplos criollos sobre eso y sobre la suspicacia de los transgresores de la Ley. En todo caso lo que hay que evitar y sancionar, como ya está legislado, es el enriquecimiento ilícito. Las Constituciones de China y Viet Nam, dos países también socialistas, tienen ópticas muy inteligentes para este tema.-

14 noviembre 2018 | 08:44 am
Liam dijo:

En términos jurídicos, la propiedad es el derecho que, conforme a la ley, se tiene de disponer de la riqueza, la generada conforme al trabajo honrado y legal o la obtenida legítimamente por cualquier vía. En mi opinión no es mala la acumulación de riquezas. Ya se sabe que hay deportistas que por su rendimiento ganan legalmente millones de dólares, sabemos que hay artistas que legalmente ganan miles de CUC, lo mismo ocurre con cientos de campesinos en todo el país y con muchos trabajadores por cuenta propia también. Eso no está mal porque lo que ellos hacen es legal y además pagan impuestos según sus ingresos. Los “barrigas llenables” no podemos sentirnos mal por eso, mientras no lo hagan a costa de nuestro propio trabajo o a costa de lo que nos toca o de otra manera ilegítima. La mayoría de los “prósperos” no lo es por cuenta de los “no prósperos”; es por su trabajo.

14 noviembre 2018 | 08:45 am
Liam dijo:

Yo personalmente no soy la causa de que el 15% tenga el 80% del dinero en bancos. Esa es su plata, por qué tendría yo que molestarme o culpar mi “no prosperidad” por eso. Yo creo, y todos lo saben, que esa no es la causa. Otra cosa es lo distribuible entre todos. Nadie tiene la obligación legal de compartir sus riquezas materiales con otros, quien lo haga buena lección de altruismo daría; pero serían casos aislados. Es al Estado a quien lo compete, más que dar o distribuir, permitir que cada cual a partir de su capacidad pueda ganarse su sustento e intervenir efectivamente cuando alguien no pueda hacerlo y ayudarlo en todas las maneras posibles.

14 noviembre 2018 | 08:46 am
Liam dijo:

Todos queremos una sociedad más próspera y así lo pregonamos todo el tiempo. ¿Entonces hablamos de socialismo próspero; pero se limita la riqueza, incluso la obtenida lícitamente? ¿Me pregunto hasta qué punto se concibe o se entiende “demasiada riqueza” o “demasiada prosperidad”: con 1 casa, 1 refrigerador, 1 celular, 1 pan, basta? Incluso utilizando la fórmula de que sólo se podría tener uno solo de cada bien material para evitar la concentración de la propiedad, incluso así habría enormes diferencias.

14 noviembre 2018 | 08:46 am
Liam dijo:

Por ejemplo: De una parte tenemos un cubano común y honrado que vive en Caimanera tiene 1 vivienda de 3 cuartos bien construida, en buen estado; pero de madera, tiene además 1 refrigerador Haier obtenido durante la Revolución Energética y 1 celular marca BLU, de uso, que le costó 60 CUC. De la otra parte tenemos otro cubano común y honrado que vive en Centro Habana, tiene 1 vivienda de 3 cuartos en buen estado, pero de mampostería, 1 refrigerador Samsung que compró al vender el Haier que tenía y completar con unos cuántos CUC de más y 1 celular iPhone que se lo pudo comprar porque además renta legalmente 2 de los cuartos de su vivienda a extranjeros. En este punto los dos cubanos tienen 1 sola casa, 1 solo refrigerador y 1 solo móvil, por lo que la cantidad de sus propiedades está limitada.

14 noviembre 2018 | 08:47 am
Liam dijo:

En la práctica, todos sabemos que la vivienda de Caimanera nunca tendrá el mismo valor monetario que la de Centro Habana, lo mismo ocurre con el refrigerador y el celular. Por tanto aunque está limitada la propiedad no está limitada la riqueza que resulta de esas propiedades y que en el caso de la vivienda del habanero puede incrementarse sostenidamente de manera legal por el arrendamiento. En la práctica también se sabe que la forma de vida en los dos lugares es distinta y las subjetividades también, porque son realidades totalmente opuestas bajo el mismo cielo y aclaro que ambos cubanos llevan su vida honradamente.-

14 noviembre 2018 | 08:47 am
Liam dijo:

Lo que no podemos confundir nunca es la honradez con la pobreza. No tiene nada que ver una cosa con la otra. Y socialismo no tiene por qué rimar con pobreza. Entonces, si se sabe y se permite que deportistas, artistas y muchas personas puedan ganar mucho dinero y que es justo además que lo disfruten, por qué entonces limitarla. ¿Qué se busca? ¿Que tomen sus cientos, miles o millones y se vayan a invertir a otro país porque en el suyo no se puede? Pues eso es lo que harán. Y otros países recibirán muertos de risa, todo ese dinero y lo emplearán en cosas que en mayor o menor medida beneficien a sus pueblos porque cualquier nueva inversión siempre aporta valor a un país.

14 noviembre 2018 | 08:48 am
Liam dijo:

Por ello repito que sería un absurdo político y legal regular eso, además contraproducente porque este país pide a gritos riqueza. La solución a las posibles “contradicciones” que esto pueda generar no está en la Constitución sino en la lucha diaria por lograr un mejor ser humano a través de una buena educación escolar y familiar, en el respeto al orden establecido desde cualquier lugar o posición jerárquica, entre otras más. Sólo así podría satisfacerse poco a poco y cada vez mejor las necesidades materiales y espirituales del pueblo cubano, que tanto lo necesita.-

14 noviembre 2018 | 08:49 am
Liam dijo:

No puede haber miedo a la riqueza fruto del trabajo. José Martí para esto tuvo una razón: “… desconfiar de lo peor del ser humano y creer en lo mejor de este”. Por tanto debemos fortalecer el valor del trabajo honrado y derrotar lo más infecto; en un soldador, en un chofer, en un maestro, en un escritor o en un pelotero; para que no imiten a un oso de circo que actúa por el caramelo prometido, sino por el justo goce de la riqueza creada con su trabajo. La preocupación debería estar en evitar la concentración de la pobreza, más que de la riqueza. Un pueblo rico no es reprochable; lo verdaderamente reprochable es un pueblo pobre.-

14 noviembre 2018 | 08:49 am
Liam dijo:

Una constitución no es solo una ley. Quizás lo más importante es su programa para el futuro, el testamento de una generación o varias para el futuro, el diseño de sociedad para nuestros hijos y nietos. Nadie debe alarmarse; pero no basta con no desear el capitalismo, se trata de hacer el socialismo viable, vivible y disfrutable. La irreversibilidad del socialismo que aparece en nuestra Constitución desde 2002 tampoco basta. Si queremos que haya continuidad hace falta que la juventud de hoy crea en esto, luche por esto, y funde una Patria mejor.-

14 noviembre 2018 | 08:50 am
José P. Reyes dijo:

R. Contra la concentración de la riqueza… y contra los emprendedores, contra las star-ups, contra el talento…
Realmente no sé en qué partes -y en cuáles no- se fijaron en las constituciones de China y Viet-Nam.

14 noviembre 2018 | 08:52 am
Indómito dijo:

En este artículo se estan poniendo ejemplos de concentraciones absurdas de propiedad como las que tenía Sr. Lobo y Batista. No creo que un cubano en nuestro sistema socialista llegue a tanto. LO que se esta debatiendo es que por qué un ciudadano cubano no puede tener mas de un negocio particular? No estoy hablando de 15 o 20 negocios diferentes, ni de ser propietario de un central azucarero. Estoy hablando de dos o tres servicios diferentes. Digamos un alquiler de una habitación y una cafetería, O una barbería, un alquiler de una habitación y una cafetería. Alguien puede creer que con una cafetería de unas pocas mesas una persona va a hacerse multimillonario?. Hay que tener sentido común y no limitar las fuerzas productivas, de lo contrario se crean las bases para fomentar las ilegalidades por la que tanto estamos luchando. ESto que estoy diciendo fue brillantemente mostrado en el programa Vivir del Cuento de la Televisión Cubana CAMBIO DE PROPIEDAD (1ro Octubre 2018). Saludos.

14 noviembre 2018 | 09:23 am
Carlos Gómez Segredo dijo:

Un escrito que no aclara mucho a la población, aunque se nota que está bien documentado su autor.
Por otro lado, qué más da que alguien tenga 15 cafeterías o barberías? eso no define el principio socialista, de todas formas el Estado no logra mantenerlas ni mejorarlas ni es capás de asegurar lo necesario para que funcionen bien apertrechadas, limpias y bonitas. El estado tiene que concentrarse en las tierras, las empresas, los yacimientos, cosas que de verdad dan fruto y deciden muchas cosas, y que de privatizarse cambiaria el principio socialista, pero la bisutería, amen que le pueda dar mucho dinero a algunos, no define nada y sí le hace perder mucho tiempo y dinero al estado, digo, al pueblo que lo aporta, pues bastantes impuestos que ya pagamos de nuestras infimas entradas.

14 noviembre 2018 | 09:24 am
@lrricardo dijo:

Lo que no tenemos claro muchos es: cual es el límite para considerar que estas concentrando propiedades, tener 2 autos y dos restaurantes es concentrar propiedades, ese es el limite? es mas?, es menos?, tener propiedades por valor de 1 000 000 de pesos o sea 40 000 dolares es concentracion de propiedades?, cual es el limite, que alguien lo explique porque yo no se cual es. Cuando en una constitucion aparece una ley como esta donde el limite inferior o superior esta sujeto a interpretaciones, luego mas tarde se puede prestar a que se restrinja demasiado la posibilidad de prosperidad economica privada, o por el contrario, que surjan nuevos magnates al darle rienda suelta a los limites superiores de esa concentracion.

14 noviembre 2018 | 09:32 am
Yasser@ dijo:

Si se quiere evitar la concentración de la riqueza hay que definir cual es el tope para decir concentración de la riqueza, los ejemplos que escribe en el artículo es evidente la concentración de la riqueza pero por ejemplo no considero que una persona que gane 20 mil pesos al mes no es de riqueza. Yo realicé un cálculo para definir cual debe ser el mínimo salarial de una persona o la pensión cual debería ser según los precios actuales que existen en Cuba y debería ser de 3000 pesos.Por lo que un trabajador licenciado o ingeniero debería estar cobrando como menos 4 o 5 veces más que el mínimo calculado que es lo común en los países del mundo.Es decir ejemplo, en latinoamericana el salario mínimo es de 300 cuc, pero un trabajador con graduación universitaria cobra alrededor de 1500 cuc. Si es en Europa o EUA el salario mínimo está alrededor de mil dolares y el de un ingeniero está por los 4000 ó 5 mil dólares.En la actualidad una persona que tenga ingreso de 3000 pesos se ve como much

14 noviembre 2018 | 09:42 am
@rommmel dijo:

Soy Mexicano, en México y cada día vivo una vida injusta, trabajo desde antes de que salga el sol y hasta la noche, soy Desarrollador de software y soy muy bueno haciendo mi trabajo.
Gano mucho más que el promedio, aún así no es suficiente, no tengo un mejor nivel de vida ni una tranquilidad económica.
El sistema capitalista ha comprobado ser una máquina perfecta para la concentración de poder y la destrucción del hombre.
Si abogas por tener 15 barberias, bienvenido!
Esta en el camino de la destrucción.
Estas 15 barberias darán de comer a tus hijos, ellos tendran las posesiones que tu no tuviste, pero las barberias no darán cultura, ética o moral, por que tu diste tu vida a las barberías no a tus hijos.

Acumular es igual a Poder y Poder es igual a Destrucción.

El hombre debe comprender que el problema comienza cuando se cree dueño de algo.

Cuando cambia su felicidad de ser barbero por tener barberías.

Seamos felices de Ser, no por tener.

14 noviembre 2018 | 10:09 am
Luís González Dueñas. dijo:

Con el analisis que se ha realizado en todo el pais algo novedoso que no se puede realizar en mas lugar del mundo, y el pueblo a opinado como ha querido.

Se ponia el ejemplo de Batista de la cantiddes de propiedades que tenia y ninguna a nombre de el, solo pregunto como el estado va a controlar que esas personas que hoy viajan a buscar mercancia de todo tipo las ganancias que obtengan no la inviertan en la compra de varios inmueble y lo tenga a nombre de otras personas, como vamos a conocer que personas que viven en el exterior y tengan posivilidades compren tierra y la pongan a nombre de otro pero elcapital es de el. trabajaran las comisiones agraria como esta establecido para estos fines, se pondran a producir la tierra para lo que esta acto los diferentes suelo, o le daran otro uso.Es muy dificil que en estos tiempo despues de lo que se ha luchado aparescan personas que te miren por ensima de los hombros, y que a los obreros simple no sean mirado como hasta ahora.

14 noviembre 2018 | 10:43 am
Nelson dijo:

En un país como el nuestro sí se debe regular la tenencia de la propiedad, no así la riqueza (dinero). Aunque si se analiza bien una cosa se puede convertir en la otra. La cuestión para mi radica en la forma en que usted lo obtuvo (el dinero). Cualquier cosa diferente es sentar las bases para cacerías de brujas e injusticias, así como para futuros focos de corrupción.

14 noviembre 2018 | 12:12 pm
Indómito dijo:

Hice un comentario respetuoso y sincero sobre mi criterio en ese aspecto. Parece que he sido censurado o malinterpretado y todavía no me explico por qué?. Tal vez salga mas tarde aunque el comentario lo hice en la mañana. Seguiré esperando. Saludos.

14 noviembre 2018 | 12:15 pm
Carlos Gutiérrez dijo:

Yo estoy plenamente de acuerdo en que no debe haber concentración de la propiedad, pero que no haya concentración de ningún tipo, ni privada, ni estatal, porque la hipertrofiada concentración en los ineficientes e improductivos monopolios y latifundios estatales, tampoco ha resultado efectiva para salir de la penuria económica, sempiterna y generalizada, que es incompatible con la verdadera equidad y justicia social que propugna el artículo 22. Creo que la única forma de cumplir con todos los objetivos de este precepto es implantar la propiedad cooperativa a nivel de toda la economía, haciendo sólo las salvedades imprescindibles para algunas producciones y servicios que inevitablemente tienen que ser totalmente presupuestados y controlados por el Estado, y flexibilizando hasta un nivel respirable el férreo monopolio estatal del comercio exterior.

14 noviembre 2018 | 12:21 pm
Abogado del Diablo dijo:

Triste análisis el que se hace en el artículo de referencia, espero que la opinión del periodista no sea la de los principales líderes políticos de nuestra pequeña y a la vez inmensa isla, pues si esa es la opinión de quienes nos dirigen, confieso con pesar ESTAMOS PERDIDOS.
A qué mente brillante le preocupa hacer leyes para repartir el pan, cuando no se tiene ningún pan que repartir, no cren que lo primero sería sembrar el trigo, cosecharlo, hacer la harina, amasar el pan y luego hornearlo?
Pues en eso estamos, poniendole trabas al que tiene que sembrar y cosechar el trigo, porque si no, luego se querrá quedar con el pan.
No podemos hacer de la pobreza un estatus deseable, el socialismo fue pensado para generar y repartir riquezas, no para generar y estatificar pobrezas.
No quiera nadie hecharle culpas a Carlos Marx de cosas que él nunca dijo, pues él vivió un época y sociedad diferente, Gran Bretaña y Alemania eran grandes imperios en los que sí había riquezas sobradas para repartir

14 noviembre 2018 | 12:30 pm
David dijo:

Casi nadie se opone a que se limite “la concentración de la propiedad”, pero… dónde se define legalmente qué es “concentración de propiedad”?? tener tres barberías o tener 15?? Es que ser propietario de 3 barberias y administrarlas de manera que funcionen adecuadamente cumpliendo rigurosamente todas las normativas y legislaciones asegurándole empleo a 3 o 10 barberos es dañino o tiene incidencia perjudicial en el mercado y en la sociedad??
Limitar a una persona que es bueno administrando barberías (o cualquier otra cosa) a que solo pueda hacerlo en una, es desaprovechar una capacidad y knowhow, cuestión esta muy perjudicial para la sociedad, máxime en Cuba donde graduamos de master en administración a miles y cuesta tanto trabajo encontrar a alguien que haga de una simple barbería un negocio comparable con su similar en cualquier lugar del mundo.

14 noviembre 2018 | 12:37 pm
Aleana dijo:

ESE ARTICULO ES UNA GRAN FALTA DE RESPETO, COMO ABSOLUTAMENTE TODO LO QUE VIVIMOS A DIARIO, PERO BUENO, SEGURO NI ME PUBLICAN PQ DEBO SER UN MERCENARIO FINANCIADO POR EL IMPERIO… ASI VAMOS, ASI SEGUIMOS, DESPETROCAOS Y MISERABLES.

14 noviembre 2018 | 12:43 pm
Hunter dijo:

Vivimos del cuento y de satanizar todo lo que supuestamente representa un peligro, cuando a veces no es un peligro sino una forma de prosperar. Hablando acerca de los monopolios en Cuba tenemos uno que hace y deshace a su antojo se llama ETECSA y nadie lo para. Los precios son abusivos. Nos pasamos el día buscando los males de todo el mundo y viendo como en el mundo las compañías privadas abusan de los demás y sin embargo nosotros tenemos una compañía estatal que abusa de nosotros y no pasa nada. Claro tenemos la justificación perfecta; el Bloqueo. Creo que si dejáramos de pensar tanto en el bloqueo y pensáramos más en lo que podemos lograr y como lograrlo avanzaríamos un poco más. Cuba es un país DIGNO por la proyección social que lleva adelante. Por pensar siempre en el más desfavorecido. Pero los mecanismos que aplicamos no nos dejan avanzar. Ya son 60 años de revolución y seguimos igual. Ya lo dijo nuestro Raúl Castro hemos cometido errores que nos hacen insostenibles

14 noviembre 2018 | 12:49 pm
Luis dijo:

Al no existir por escrito algo que delimite en que consiste la concentracion de propiedad, se presta para cualquier tipo de manejo y solucciones arbitrarias. Por otro lado, el limitar la capacidad de crecimiento de un negocio o actividad, afecta a todos, ej, si alguien vendiendo comida en un restaurant gana miles diarios y no puede abrir otro restaurant, son cientos de comidas quese dejan de confeccionar. Si el gobierno se dedicara a combatir la pobreza con tanto ahinco como combate la riqueza, quizas todo estuviera un poquito mejor.

14 noviembre 2018 | 12:51 pm
yahima dijo:

Muy atinadas las intervenciones de Liam, concuerdo con él completamente

14 noviembre 2018 | 01:19 pm
Pedro dijo:

y permitir que los deportistas y artistas si tengan millones y los demas sigamos con el lema de igualdad plena, seas un trabajador digno o un lastre de la sociedad, no es acaso discriminacion?? esta contitucion esta llena de contradicciones… hasta cuando vamos a seguirle pagando estipendios a los trabajadores, pq lo que pagan no es salario definitivamente, señor el que tenga la capacidad y la inteligencia para progresar porque no va a poder hacerlo?? por que tenemos que seguir controlando lo que la gente tiene, pq no podemos ser normales y dejar que las personas progresen y sean felices y paguen impuestos como en todos los paises del mundo, hasta cuando los experimentos mal hechos que nos tienen asi, administrando la crisis y echandole la culpa al bloqueo y al cambio climatico. espero que mi comentario pase el filtro de esta pagina. gracias

14 noviembre 2018 | 02:33 pm
cubanasoy dijo:

por que no publican todos los comentarios?

14 noviembre 2018 | 03:23 pm
Tahimí Hernández Juárez dijo:

Mis comentarios sobre el tema los reitero a continuación:
Artículo 21: Se reconocen las formas de propiedad siguientes:
Párrafo 89 – a (…) Socialista de todo el pueblo: en la que el estado actúa en representación y beneficio de este como propietario,
Propuesta de Modificación: …socialista de todo el pueblo: en la que el estado actúa en representación y beneficio del propietario.
Fundamentos: Problema semántico que no deja claro a quién pertenece la propiedad y se convierte en una contradicción. El estado actúa como administrador de los bienes que integran la propiedad socialista de todo el pueblo, sin que esto conlleve el traspaso de su propiedad a manos del mismo. El único y legítimo dueño de estos es el pueblo cubano en su conjunto.

14 noviembre 2018 | 03:24 pm
Tahimí Hernández Juárez dijo:

Añadir al artículo 22 un párrafo donde se recojan lo siguiente: “Todo el que vaya a ocupar un cargo público o que dirija una empresa estatal, particular o mixta, una asociación o entidad de capital nacional o extranjero, hará una declaración real de su capital inicial y su origen, y anualmente, así como al término de su mandato, exponiendo un informe sobre su patrimonio, fuente, ingresos y erogaciones legales lo cual será fiscalizado por la Contraloría Estatal, la que determinará lo que en derecho proceda.
Fundamentos: No es un secreto para nadie cuántas personas con determinados cargos han lucrado con bienes públicos y prebendas, convirtiéndolas en fuentes de patrimonio personal y familiar.
El hecho de no haber una obligación de realizar las declaraciones juradas de sus ingresos y patrimonio, hace invulnerables a los corruptos, dado que no rinden cuentas ante nadie y viven a sus anchas.

14 noviembre 2018 | 03:26 pm
zaira dijo:

hola rommel, el problema de mexico y c uba no es nada comparable segun mi opinion. Los problemas de mexico vienen desde cuando fueron colonizados y las guerras y la perdida de territorio por apropiacion o venta a los EU. Y en la epoca actual por la droga. No pienso que la comparacion es valida.Si tener 15 barberias o carritos de churros da bienestar economico, cultural, no solo a ti y tu familia sino a los que te rodean porque tendran trabajo.Lo siento pero no estoy de acuerdo con el simil.

14 noviembre 2018 | 03:38 pm
El moro dijo:

Estimado Michel E. Torres Corona quisiera comentar algunas de sus frases escritas en este artículo:
1- preservar los límites compatibles con los valores socialistas de equidad y justicia social”; ¿cómo piensa usted que se pueda lograr esto en un país pobre, bloqueado y que ha tratado de mantener esto que usted plantea por casi 60 años y no ha logrado encausar al país en una Economía sustentable?. Esto en la práctica solo lo han logrado las economías del sudeste asiático con una economía de mercado y con un partido comunista al frente (China y Vietnam) Con una economía fuerte desarrollada y sustentable podemos lograr la tan añorada justicia y equidad social, mientras tanto seguiremos igual eso está demostrado.
2- ¿Es que tenemos que resignarnos a que un puñado de “mentes brillantes” para los negocios concentren en sus manos la propiedad y la riqueza? Me gusta que usted reconozca MENTES BRILLANTES PARA LOS NEGOCIOS, esas personas brillantes son las que necesitamos sobre la base de la leg

14 noviembre 2018 | 03:51 pm
Enrique.B dijo:

El artículo que limita la concentración de la riqueza es necesario para evitar las desigualdades, el enriquecimientos de uno pocos en detrimento de las mayorías, las mayorías siempre serán más importantes que las minorías, ( y me refiero a las minorías de opinión y bienestar, ya que las minorías étnicas y religiosas son muy importantes también), ese artículo es necesario para evitar los errores que sea han cometido y se siguen cometiendo en la mayoría de países del mundo donde los privados controlan a las esas naciones y las tiene sumidas en la miseria, donde unos pocos concentran la mayoría de requisas y retardan el desarrollo de la nación y hacen sufrir a las mayorías, de todas formas no es como si fueran a poner un límite para siempre a las riquezas, eso se ira modificando poco a poco mientras la economía del país crezca y sea justo, por eso ese artículo es muy importante.

14 noviembre 2018 | 04:35 pm
Alexis M dijo:

Copio:
¿Es que acaso podemos justificar lo mal hecho con la incapacidad de velar por lo justo?
Que es lo justo? Para mí lo injusto es q una persona que se sacrificó, q dejó de darse algunos “lujos ” para poder reunir e invertir en un negocio y triunfar(porque puede no hacerlo) tenga q dejar su dinero ocioso y no poder invertir nuevamente obtener mayores ganancias, disfrutarlas y de paso generar empleo y riquezas a su país pues hasta las riquezas propias se quedarían aquí y no irían a ningun lado ayudando a la economía del País q tanto la necesita.
Y si esta ley es justa y por tanto justo=injusto no coincido para nada con usted pues sin economía no hay verdadera justicia social.

14 noviembre 2018 | 04:42 pm
Ernie dijo:

Con el mayor respeto, este articulo esta totalmente fuera de contexto. Los argumentos que se esgrimen tienen muy poco como ver con el tema que nos ocupa en Cuba. Hasta este minuto en nuestro pais todo el que se ha vuelto “rico” con el trabajo particular (y tambien con el estatal) ha sido apoyado en la cadena Descontrol de los recursos de las empresas estatales-Mercado sumergido-Subdeclaracion de impuestos al fisco.Cortense estas tres causas y todo el que se haga rico será por el rendimiento de su trabajo lícito.

14 noviembre 2018 | 05:33 pm
cubanasoy dijo:

ESTA RACIONALIZADO EL ESPACIO?

14 noviembre 2018 | 06:28 pm
Sayra dijo:

Los defensores de la concentración de la propiedad y las riquezas, están tratando de engañarnos con sus cantos de sirena, ellos conocen que hoy, aquí, los dueños de varias barberías, taxis, paladares, etc. no lo lograron con el esfuerzo intenso de años de labor de ellos y sus familias, no es el resultado de sus ahorros, de una herencia o un préstamo bancario. Esas propiedades y riquezas tienen detrás lavado de dinero, robo de productos, una inmensa evasión fiscal, engaño y altísimos precios.
Esos “defensores” saben bien que esos pocos grandes dueños y ricos, se adueñarían del poder político y de la nación, nos llevarían al capitalismo salvaje y brutal, al fin de la soberanía y la esperanza de millones, sería la miseria de la mayoría para que algunos lo tengan todo.
Hay muchísimo que cambiar, ampliar, flexibilizar, en el trabajo privado, empresarial y estatal, pero no será con concentración de riquezas y propiedad de unos pocos que alcanzaremos a la prosperidad de todos.

14 noviembre 2018 | 06:33 pm
Darién García Linsuaín dijo:

Hola,

Referente a la concentración de propiedad en Cuba, como ser humano no estoy de acuerdo en la concentración de propiedad en pocas personas, creo que esto genera desigualdades sociales, y considero “Personas” tanto a las personas naturales como a las personas jurídicas y sin distinguir tampoco en si es propiedad privada o propiedad “Estatal”.

Creo que nuestra nueva Constitución debería declarar que: “en Cuba no se reconoce la Concentración de Propiedad en ninguna forma de propiedad. Cuba rechaza el Monopolio y el Latifundio”.

Valga resaltar que hoy muchas empresas agrícolas tienen bajo su control grandes extenciones de tierra, mucha de ella llena de marabú, lo cual es un Latifundio. Igual ocurre con empresas de servicios como ETECSA o GAESA, dueña de Tiendas Panamericanas y Tiendas Caribe, las cuales son grandes Monopolios que manejan precios y condiciones a su propia voluntad, lo cual es considerado Monopolio.

14 noviembre 2018 | 06:40 pm
Carlos Manuel dijo:

“Aboguemos por los baberos y no por el dueño de las 15 barberias . El problema es que los barberos no van a tener donde trabajar si alguien no crea y administra las barberias,crea los empleos y paga impuestos para que el estado los invierta en proyectos sociales.
Quien va a crear las 15 barberias? El Estado?..Es absurdo que se ocupe de eso y de hecho hasta ahora no ha sido capaz de hacerlo.
Por otra parte, las prohibiciones sin sentido generan corrupcion. El articulista dice que no se debe temer a prohibir solo porque no seamos capaces de controlar. Eso tambien es absurdo porque parte de que la propiedad es mala. Lo que si es malo es la corrupcion y el que no haya un marco legal logico.
Al contrario de lo que dice, el articulista quiere conservar un socialismo “de nombre bonito” auqnque implique que no salgamos adelante.
Todos mis compañeros de estudios hoy viven y crean fuera de Cuba.Los jovenes van a seguir emigrando si crear y prosperar en Cuba sigue siendo mal visto.

14 noviembre 2018 | 06:51 pm
Carlos Manuel dijo:

Otra cosa…si la discusion de la Constitucion es abierta y democratica por que nunca sale un articulo a favor de que no se limite la concentracion de la propiedad?
Jay que darle voz a todos sin excepcion

14 noviembre 2018 | 06:53 pm
Darién García Linsuaín dijo:

Siguiendo con el tema de la concentración de la propiedad en Cuba.

Hoy tenemos tanto miedo a que los cubanos podamos participar en el desarollo económico de la Nación que preferimos la Inversión Extranjera, la cual es muy necesaria ya que “refresca” las finanzas nacionales, sobre la Inversión de los Nacionales y de los ciudadamos cubamos en la Emigración.

Existen muchas formas de que el cubano hoy pueda invertir sus ahorros para el bien de la nación, como Fondos de Inversión, que se pudieran utilizar, por ejemplo para las inversiones en los campos de paneles solares, donde hoy están invirtiendo empresas de otras nacionalidades.

Está bien combatir la concentración de propiedad, pero ojo eso no significa combatir la creación de valor. Nuestra nación requiere hoy crear valor para poder crecer.

Muchas gracias.

14 noviembre 2018 | 06:55 pm
Ricardo dijo:

Yo pienso que el sistema socialista es mas propenso a tener monopolios que el propio sistema capitalista .Debido a que todo esta concenttrado en manos del esatstado ,para el mismo es mas eficiente poseer una solo empresa de un determinado sector : digase una sola empresa de electricidad ,de telefonia ,etc.En el caso de Cuba este tipo de monopolio se manifiesta claramente con ETECSA ,la cual impone precios bastantes altos para la conexion a internet .si en Cuba existiera competencia en e lsector de la telefonia los precios bajarian

14 noviembre 2018 | 09:06 pm
algundia dijo:

soy de los que esta plenamente de acuerdo con lo planteado lo que considero que el estado no ha tenido en cuenta que durante muchos años en lo que respecta a las viviendas que es uno de los problemas mayores en nuestra sociedad se le ha otorgado el derecho a locales estatales y en muchos casos hasta casa ya terminadas a precios irrisorios calro en proporcion al salario inicialmente como medios basicos y posteriormente se han ido adjudicando como propiedad algunos por derecho y otros de forma dudosa al igual que el otorgamiento en todos los casos no ha sido ni por necesidad ni por meritos sino haciendo uso de las posibilidades de su cargo y lo mas triste es que posteriormente la han alquilado, vendido a precios como se conoce extremadamente altos y me pregunto nadie ve eso

15 noviembre 2018 | 07:55 am
Oneforall dijo:

Lucha de ideas y lucha de clases. Por los comentarios se puede ver cuánta confusión ideológica y mezcolanza de teorías y seudociencias hay en gran parte del entramado social; se puede ver cuánto ha calado la ideología burguesa en la mentalidad de las personas que se comienza a configurar como mentalidad predominante y perfilar como poderosa fuerza interna, fuerza que alertaba Fidel hay que desafiar. A la burguesía hay que aplastarla. Para eso es la dictadura del proletariado, para mantener a raya a la burguesía. Al que no le guste que se vaya a construir el capitalismo que tanto aman en otra parte. Abajo la burguesía!! Vivan las ideas comunistas!! Socialismo o muerte!! Marxismo Leninismo o muerte!!

15 noviembre 2018 | 08:58 am
Carlos Manuel dijo:

A Sayra…entonces no hay cuentapropistas honrados? Eso es cuando menos ofensivo y discriminatorio.Lo hay y son la mayoria. Lo que no quita que haya gente deshonesta como tambien los hay en el sector estatal haciendo muchisimo mas daño. A los que roben que se le sancione, a los que quieren crear y aportar a sus economias personales y al pais creemos un marco legal que lo permita.
Segun su opinion debemos cortar de raiz la iniciativa de muchos jovenes que quieren crear en Cuba e impulsarlos a que emigren….todo para que no haya desigualdad. Yo quiero que se queden, que hagan dinero en Cuba y que paguen impuestos a ver si entre todos salimos adelante. Gritar consignas y repetir lo que llevamos tantos años haciendo no nos va a llevar a ningun lado.

15 noviembre 2018 | 09:43 am
El Liebre dijo:

El artículo de referencia a mi parecer carece de sentido actual al tratar se comparar a la Cuba de los 50´s con la actualidad. Recientemente Granma publicó un artículo sobre un héroe vietnamita o sea de la guerra de liberación y ese héroe recibió al periodista en su casa y junto a ella tenia su tienda de vestidos, etc… o sea supieron ellos mantener la propiedad privada y la libertad de las fuerzas productivas y han logrado un desarrollo impresionante de sus talentos y su economía.
Cantinflas en un filme de hace muuuuchos años expresó: Combatamaos la pobreza no la riqueza.Fin de la cita. Esa debe ser la principal tarea de nuestros diregentes.. El desarrollo integral del País depende del desarrollo de las fuerzas productivas. Permitir la partiicpación en las inversiones a los CUBANOS es una decisión necesaria.. Los cubanos no podemos convertirnos en los asalariados de los extranjeros, por favor.
Tener negocios dignos y ganancias con pagos de impuestos transparentes desarrolla al País.

15 noviembre 2018 | 01:57 pm
fernando dijo:

Considero que no debemos temer a los emprendedores sino a los depredadores que estan en todas las esferas de nuestra sociedad que roban, malversan, evaden y muchos se enriquesen robandole al estado y tratan de lavar su dinero con un negocio particular esos los conocen muchos, quien lucha honradamente para mantener una familia no es peligro para el estado, se an preguntado cuanto necesita ganar un cubano para poder acumular riquesas, la comida super cara, la ropa ni se diga la corriente y todo lo demas que se necesita en la escala progresiva de pagar los impuestos se deberia correr ese 50% a partir de los 50 000 pesos un poco mas alto aunque los porcientos aumenten mas cuando los numeros se hacen mas grandes creo que eso favoreceria a los pequeños negocios y regularia mas a esos monopolios que tanto le tememos, tambien considero que debemos pensar en decirle a los contribuyentes en que se esta gastando su aporte porque eso de estar bien utilizados estimularia la disciplina fiscal.

15 noviembre 2018 | 04:50 pm
cubanisimo dijo:

Michel no estoy totalmente de acuerdo contigo, con toda razon la concentracion de la propiedad sobre la tierra en manos de una persona es malo, pero todos los extremos son malos, la concentracion de las tierras en empresas estatales nos ha demostrado la ineficiencia del sistema pues las producciones cada vez son menores y los campos cada dia se llenan mas de marabu, para nadie es un secreto lo deprimida que estan las empresas ganaderas con la ley estatal del ganado, donde en los años 60 de una cuota de 4 onzas semanales de carne de res por consumidor en nuestra querida canasta familiar de nuestra libreta de abastecimiento ya no se garantiza ni las de dietas de enfermos ni la de los niños, hasta cuando van a seguir justificando la ineficiencia de los monopolios de las empresas estatales, no sub estimen mas la capacidad de razonamiento de las personas.

16 noviembre 2018 | 10:41 am
Fernando dijo:

Creo que la concentracion de la propiedad es innecesaria para tener una vida digna pero sierto nivel de ingresos que permitan tener una vida desahogada no es malo, si alguien se esfuerza para salir adelante no se le debe cortar el paso siempre que cumpla con las leyes y se mantenga acorde a la sociedad en que vivimos la comodidad no es sinonimo de burguesia, no debemos temer al que hace su capital legal y trabajando aunque para ello emplee fuerza de trabajo siempre que los trate como seres humanos y les pague segun su trabajo estoy de acuerdo con una opinion que lei de que no podemos seguir permitiendo que un joven para tener una vida satisfactoria economicamente tenga que abandonar el país para buscar mejoría en otro lugar lejos de su patría

16 noviembre 2018 | 02:50 pm
ana dijo:

es triste que cada vez que se emite una ley que favorece a la población y la estimula a trabajar y crear, le demos para atrás, esto del trabajo por cuenta propia y la creación de cooperativas agropecuarias y no agropecuarias es exactamante lo que necesita el pais para salir adelante, que cada cubano pueda trabajar y dar lo mejor de sí que cree y surjan nuevas posibildades de trabajo, no todo el mundo puede invertir pero el que lo pueda hacer deberá hacerlo, pues definitivmente otros pondran la mano de obra y tendrán un salario que el estado hoy no puede darles, no entiendo eso de limitar las propiedades y la inversión de los propios cubanos en su tierra, acaso pensamos que los que tengan un poco más de requezas dejan automaticamente de amar a su tierra y dejan de sentirse cubanos?, quien piense asi entonces estaria olvidando nuestra propia historia, porque pueden invertir los extranjeros y los nuestros no?

16 noviembre 2018 | 04:24 pm
daniel beristein dijo:

No comparto el criterio del autor. Su anàlisis no incluye el papel negativo del monopolio estatal sobre la calidad de la produccion o los servicios. Por ejemplo, tenemos un monopolio estatal como ETECSA que fija precios abusivos para el acceso a internet y la telefonia celular teniendo ademas muy baja calidad en la presstaciòn delos mismos. Tenemos un monopolio estatal sobre la aviacion civil, que no ha podido resolver los graves problemas del transporte de la poblacion. Estas formas de concentracion son tan negativas como las que podria traer la concentracion de la propiedad en manos privadas. Por otro lado, en nuestro Estado socialista cada vez es mas importante la diversificacion de la propiedad, debemos perder el temor a abrir espacios a formas de propiedad que sean mas eficientes, aunque impliquen cierto grado de concentraciòn. Solo asì avanzaremos.

16 noviembre 2018 | 11:13 pm