Con Cuba, Siempre

Lea más de: , , ,

El bloqueo económico, comercial y financiero impuesto por el gobierno de los Estados Unidos contra Cuba, desde inicios del proceso liberador de ese país, constituye una violación grave y grosera violación de los derechos fundamentales: La Independencia de los pueblos, la Soberanía de los Estados, y los Derechos Humanos de los habitantes.

Desde el triunfo de la Revolución, en enero de 1959, el pueblo cubano, con mucha perseverancia y voluntad heroica, sigue trabajando tenazmente para recuperar su nivel como sociedad libre y soberana, y alcanzar logros de bienestar y de justicia, compatibles con los intereses de la humanidad

Con el fin de enfrentar el bloqueo y acabar con él, líderes de muchos países del mundo -entre ellos intelectuales, artistas, políticos, hombres y mujeres sencillos y sensibles, conscientes de este atropello maquiavélico y atroz para la humanidad- se han pronunciado en diferentes formas, a fin de lograr que Cuba sea respetada y que sus derechos se impongan sobre la injusticia y la barbarie.

Esta idea se ha impuesto en el concierto mundial. La Asamblea General de Naciones Unidas, durante más 20 años consecutivos, ha condenado el bloqueo contra Cuba y ha demandado su fin. Recientemente –en septiembre pasado- la votación registró 187 votos para esta demanda, en tanto que a favor de los Estados Unidos votara sólo su propia representación diplomática, el Estado Sionista de Israel y dos pequeños territorios coloniales sometidos a Washington.

Pareciera que el presidente Barak Obama está lejos de tomar en cuenta estas decisiones, así como atender los requerimientos nobles que engrandecen a los hombres. Por lo menos hasta hoy, se vuelve irrazonable, y hace oídos sordos a todo clamor. Bajo su conducción, la Casa Blanca opta por proteger los intereses del Imperio que son, en definitiva, los mismos del sistema internacional de dominación capitalista, incompatible con el bienestar de la humanidad.

Sueño del imperio, es acabar con la Revolución Cubana, cortando de raíz toda su energía transformadora. Recurre, para ese efecto, a métodos genocidas, tratando de provocar vanamente, desolación y desesperanza en el pueblo de Cuba. Aspira a doblegar la resistencia de millones para imponer privilegios en provecho de unos pocos.

No obstante, cada día son más las voces de indignación y valentía se elevan solidarias para enfrentar esta insana y monstruosa política que quiere segur imponiendo EE.UU.

En todo el mundo, surgen voces de apoyo a Cuba porque los pueblos saben diferenciar las cosas y perciben la naturaleza perversa de la “prensa grande” que, en todas partes, enfila sus baterías contra la Patria de Martí y de Fidel.

En todos los continentes la mano solidaria de Cuba se ha hecho presente con ayuda para los más necesitados. Programas de salud, educación; proyectos de desarrollo, iniciativas sociales, trabajo voluntario, asistencia médica; han sido los “recursos” que ha usado Cuba para ganar el afecto de millones en todos los países, incluido el nuestro, Perú.

Eso ha permitido tender cordeles de amistad que se han proyectado en el escenario internacional, y que alimentan cada día la relación fraternal entre pueblos llamados a construir una historia común.

La batalla que hoy se libra en el mundo por la libertad de Ramón, Gerardo y Antonio, tiene acogida constante en todas partes y también en Perú. Ella, patentiza una indestructible voluntad solidaria que se alimenta de manera cotidiana con el esfuerzo que despliegan peruanos y cubanos en todos los niveles de la relación humana.

De eso, somos conscientes los intelectuales y artistas de nuestro país que inspirados en César Vallejo, José Carlos Mariátegui, José María Arguedas y muchos otros, vemos siempre a Cuba como ejemplo de dignidad y de coraje.

Tomado del Sitio Rebelión

http://www.rebelion.org/noticia.php?id=189869

*Afamada pintora peruana y Coordinadora Núcleo de Intelectuales por Los Cinco antiterroristas cubanos.

Hacer un comentario

Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos. Todos los campos son obligatorios.