Cinco claves sobre el estrecho de Ormuz, el arma más poderosa de Irán contra EE.UU.

Lea más de:

Más letal que la Guardia Revolucionaria y con impacto superior al de una bomba nuclear, el cierre del estrecho de Ormuz es el arma más temida por los Estados Unidos en poder de uno de sus enemigos declarados: Irán.

El angosto paso de mar que conecta el Golfo Pérsico con el Océano Índico está en el centro de las tensiones entre Washington y Teherán, que se destaron luego de que la administración de Donald Trump se saliera del Pacto Nuclear y comenzara a aplicar nuevas sanciones contra la nación persa.

El presidente iraní, Hasán Rohani, alertó a EE.UU. que deje de provocar a su país y afirmó que un conflicto sería “la madre de todas las guerras”.

“Señor Trump, somos el pueblo digno que ha garantizado la seguridad del canal de salida de la región a lo largo de la historia. No juegues con la cola del león; lo lamentarás”, dijo, según reseñó la web oficial de su presidencia.

Si bien Estados Unidos poseen un poder militar superior, los iraníes cuentan con  un arma secreta: el estrecho de Ormuz, cuyo cierre podría provocar inestabilidades sin precedentes en los precios de los hidrocarburos y por tanto en la economía global. 

Cubadebate comparte cinco claves sobre este importe enclave geopolítico:

1. Ubicación estratégica

 

Todas las costas que configuran el golfo Pérsico son, a su vez, las fronteras de países que abastecen al mundo con petróleo.

Por allí exportan gran parte de su petróleo Irán, Irak, Kuwait, Arabia Saudita, Bahréin, Qatar, los Emiratos Arabes Unidos y, parcialmente, el Sultanato de Omán.

La única salida que tiene el golfo Pérsico hacia las rutas mundiales de navegación es a través de una reducida porción de mar conformada territorialmente por la península de Musandam, que es un enclave de Omán, en el extremo oriental de los Emiratos Arabes Unidos y, por el otro lado, el extremo sudoeste de Irán, el cual conecta con el mar Arábigo y de allí directo hacia el océano Indico.

2. Un tercio del petroleo mundial

Rockford Weitz, director de Estudios Marítimos de la Universidad de Tufts, explica a BBC Mundo que la importancia de este paso es obvia: su rol en el tránsito de la tercera parte del petróleo que se consume cada día en todo el mundo.

“Todo el tráfico marítimo procedente de los países del Golfo, grandes productores energéticos, converge en el estrecho, incluidas las exportaciones de petróleo crudo y gas natural licuado de Irán, Irak, Kuwait, Bahréin, Qatar, Arabia Saudita y Emiratos Árabes Unidos”, señala el también director del Instituto de Estudios Marítimos Globales.

De acuerdo con Richard Baffa, experto en Irán de la Corporación RAND, un think tank que forma a las Fuerzas Armadas de Estados Unidos, cada día unos 17,5 millones de barriles de crudo pasan por allí.

3. Dominio iraní

Aunque el Estrecho está ubicado entre varias naciones, ha sido históricamente Irán la potencia a cargo de su seguridad.

Milenarias han sido las batallas, conflictos y guerras que se han sucedido entre los pueblos del golfo y poderosas fuerzas imperiales que, buscando el control de la vital ruta de navegación, han llevado a cabo intrigas mayúsculas y campañas bélicas de gran envergadura.

“Como potencia dominante del Golfo Pérsico y el Estrecho de Ormuz, (Irán) ha sido el garante de la seguridad del transporte marítimo y la economía global en esta vital vía fluvial y tiene la fuerza para actuar contra cualquier plan en esta región”, afirmó el jefe las Fuerzas Armadas iraníes, Mohammad Bagheri.

Las declaraciones fueron en respuesta a los planes de Washington de bloquear exportaciones petroleras iraníes y retomar el acoso financiero a nivel internacional. 

La nación persa, en especial su Guardia Revolucionaria, poseen el entrenamiento y las condiciones para llevar cabo un bloqueo efectivo del área, de ahí que los especialistas concuerdan en que Irán no está lanzando amenazas al aire.

4. Estornudo en el estrecho de Ormuz, refriado en la bolsa

Tan sólo un rumor sobre un cierre parcial del estrecho hace que la especulación se catapulte disparando los precios del crudo y sus principales derivados a niveles astronómicos.

De hecho, en medio del aumento de la retórica tanto en Washington y Teherán, este miércoles los precios del petróleo en la bolsa subieron por segundo día consecutivo.

Aunque el petróleo es solo uno de los activos de la economía mundial, resulta uno de los más influyentes. Cualquier trastorno en los sistemas de precios o una crisis de abastecimiento podrían reducir los pronósticos de crecimiento económico a nivel mundial.

5. El factor chino

Aunque siempre se asocia a Estados Unidos con el interés por el petróleo de Oriente Medio, lo cierto es que cada vez más la región Asiática depende de los abastecimientos de esta región.

Durante 2011, durante la etapa de sanciones más duras por parte de Occidente, China importó un promedio de 543 000 barriles de petróleo diarios (bpd), seguido de la India con 341 000 bpd, países que encabezan la lista como los nuevos grandes compradores de crudo iraní.

Pero China no sólo se ha convertido en el importador mayor de crudo, sino que ha puesto a disposición de Irán capital financiero e inversiones directas con el propósito de aumentar la capacidad de refinamiento de crudo, que ha sido una debilidad estructural del país persa durante las pasadas décadas.

De ahí que sea notable el interés de China en evitar cualquier tipo de crisis en el Estrecho. Pero, a diferencia de Estados Unidos, Beijing considera a Irán como un factor trascendental para esa estabilidad y no un enemigo, como sucede con Estados Unidos. 

cubadebate

Hacer un comentario

Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos. Todos los campos son obligatorios.