Cárcel yanqui en #Guantánamo: un cierre que no espera más

Lea más de: , ,

Raisa Martin Lobo

El campo de detención de Guantánamo que el  gobierno de los Estados Unidos mantiene en la bahía homónima de Cuba, cumple hoy doce años.  Fue el 11 de enero de 2002 cuando llegaron a la base naval yanqui unos 20 prisioneros encapuchados, esposados y vestidos con un mono naranja.

A partir de ese momento, la cárcel yanqui  se convirtió en símbolo de los peores excesos de Estados Unidos en su llamada “guerra contra el terrorismo”, lanzada contra Al Qaeda poco después de los ataques del 11 de septiembre de 2001 contra Nueva York y Washington.

En el nefasto establecimiento carcelario,  hay todavía 154 reos a quienes se les prolonga una detención indefinida, pese a que la mitad de ellos tienen el visto bueno de las autoridades estadounidenses para ser liberados. Esta es una de las razones para que su cierre sea definitivo.

El nefasto penal es considerado como el  más caro del planeta. Y esto confirma el hecho de que los gastos ascienden en la prisión, asciende a más de tres millones de dólares anual por cada detenido. Es sin lugar a dudas, un espantoso hueco económico para la administración estadounidense.

A finales de 2014, mientras transcurrían las jornadas navideñas, el eventual cierre de la cárcel posicionaba como uno de los principales retos en la agenda del presidente estadounidense Barack Obama. Así que algo se augura en torno al cierre de esta cárcel devenida tragedia humana.

La deshonrosa cárcel de la Base Naval de Guantánamo que el gobierno de los Estados Unidos mantiene ilegalmente en territorio cubano, es una vergüenza para el mundo, y, por ende, el peor ejemplo de violación de  los derechos humanos que puede cometer una nación. Su clausura ya no espera más.

Tomado del Blog La Guantanamera

http://la-guantanamera.blogspot.com/

Hacer un comentario

Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos. Todos los campos son obligatorios.