Camilo Cienfuegos vuelve a nacer

Lea más de: ,

camilo-cienfuegos-banderaCada 6 de febrero es una fecha para recordar. Los cubanos conmemoramos el natalicio del legendario guerrillero Camilo Cienfuegos Gorriarán. El pueblo lo vio nacer como el sastre de oficio, el carismático dirigente, el joven revolucionario; la historia lo vio crecer como el Comandante del Pueblo.

Su humildad y pasión revolucionaria, lo convirtieron desde muy temprano en un símbolo de popularidad a través de diversas generaciones de cubanos que lo han mantenido vivo como el luchador de la gesta armada que derrocó a la tiranía del dictador Fulgencio Batista el Primero de Enero de 1959.

Quienes lo conocieron bien, en el combate, y fuera de este, dan fe de la espiritualidad y calidad humana que poseía este hombre. La firmeza y confianza en sí mismo fueron dones que lo convirtieron en un ser lleno de optimismo hasta en los momentos más adversos. Las casi mil anécdotas de su quehacer humano y guerrillero hablan de su solidaridad y sentido del deber.

El valor y la audacia de Camilo fueron factores clave en su desenvolvimiento para cumplir misiones decisivas en el desarrollo de la guerra. En abril de 1858 fue ascendido al grado de Comandante, el más alto de la guerrilla, y luego, nombrado Jefe del Estado Mayor del Ejército Rebelde, a partir de lo cual desempeñó importantes tareas durante los 10 primeros meses de 1959.

Bien conocidas son las penurias que junto a sus compañeros de lucha enfrentó durante las agotadoras travesías por los montes adonde la guerra llegó. Yaguajay y Santa Clara, fueron combates decisivos que lo coronaron como el Héroe de Yaguajay.

Amigo inseparable de Ernesto Che Guevara, Camilo tuvo el privilegio de recibir altos elogios de este, Che lo llamó El Señor de la Vanguardia, en reconocimiento al arrojo impetuoso característico de aquel al que consideraba su hermano de armas.

48 horas antes de su desaparición, afirmó Camilo: “De rodillas nos pondremos una vez, y una vez inclinaremos nuestras frentes…y será el día que lleguemos a la tierra cubana que guarda veinte mil cubanos para decirles: Hermanos, la revolución está hecha, vuestra sangre no cayó en vano”.

En cierta ocasión el periodista Jorge Ricardo Masetti cronicó sobre el Héroe del sombrero alón: “Alguien que se llame Camilo Cienfuegos, ¿puede ser otra cosa que guerrillero? Cuando escuché el nombre por primera vez creí que se trataba de un seudónimo, pero cuando lo conocí personalmente en el campamento de Fidel Castro, cerca de Jibacoa, comprendí que ese joven barbudo, de melena casi roja, flaco y somnoliento, con la canana cargada de balas colgando de donde debía estar la cintura y un enorme sombrero de fieltro, tenía que tener un nombre así, era el físico del guerrillero de leyenda y por lo tanto debía llamarse, si no Cienfuegos, Mil Rayos o Tormenta…”

El Guerrillero de la sonrisa hermosa, símbolo del pueblo uniformado, vive eternamente en la lucha de los cubanos.

Tomado de Radio Rebelde

http://www.radiorebelde.cu/noticia/camilo-cienfuegos-vuelve-nacer-20120206/

Hacer un comentario

Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos. Todos los campos son obligatorios.