Calidad de vida de los niños en Cuba: la historia de John Michel

Lea más de: , ,

Por Rosmerys Bernal Piña

John Michel es un bebé de 18 días, pesa 1200 gramos, y nació con 30 semanas en el Hospital Universitario Ginecobstétrico, Eusebio Hernández Pérez, conocido como Maternidad Obrera, en el municipio Marianao, en La Habana.

Calidad de vida de los niños en Cuba: la historia de John Michel El Doctor Leonel Méndez, Jefe de Servicio de Neonatología, del referido hospital, también Centro de Referencia para la Atención del Recién Nacido Menor de 1500 gramos, refirió que el mes de enero fue muy difícil, con una morbilidad muy alta; pero en estos dos últimos meses se ha experimentado una estabilidad. Hasta la fecha, en el mes de marzo, ya suman ocho los niños que han ingresado con un cuadro de gravedad importante, pero todos ellos han tenido una evolución favorable.

El Doctor, Especialista de Primer Grado de Neonatología y Especialista de Medicina General Integral, explicó que cuentan con un personal de alta especialización, tanto en Neonatología como en Medicina General Integral, “lo que es muy importante para un enfoque preventivo e integral a la atención del paciente”. Asimismo, agregó que en el área de servicio aproximadamente más del 70% de sus profesionales tiene la categoría de Licenciatura en Enfermería, y en muchos casos se han realizado la especialización en Neonatología. También la docencia en el servicio y la actividad científica se mantiene durante todo el año, con una capacitación constante de todo el equipo.

Calidad de vida de los niños en Cuba: la historia de John Michel

Yarismey Ramos Hernández, de 38 años, la madre de John Michel dice que ella y su familia están muy contentos con la atención y los cuidados que ha recibido su bebé en la sala de Neonatología. Nos cuenta que tiene la satisfacción de cargarlo tres veces al día, mientras su bebé recibe la alimentación orientada por los especialistas, y que al tenerlo en su pecho, él se queda muy tranquilo. Ella y el papá lo acarician y le cantan, pues dicen que tiene un temperamento fuerte, y siempre llora cuando se siente incómodo.

Es una premisa del equipo de salud que el paciente sobreviva, pero consideran que es muy importante la calidad de vida. “Cuando ponemos a los pequeños en las manos de los padres, nos satisface que este niño pueda incorporarse sin dificultades a la sociedad”, concluye el Doctor Leonel Méndez, Jefe de Servicio de Neonatología.

Radio Rebelde

Hacer un comentario

Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos. Todos los campos son obligatorios.