Berta Soler en el centro del apocalipsis

Lea más de: , , , , , ,

Octavio Fraga Guerra* –

“El lacayo muda de amo, y se alquila al señor de más lujo y poder”. José Martí. Periódico Patria. Nueva York, 14 de mayo de 1892

Es inaceptable andar con acciones tramposas, hostiles y subversivas, tomando como aliados a los lacayos que en nombre de Cuba se alinean sumisos y arrojadizos ante los pies de los que pretenden destruirla.

Sabias las palabras de nuestro José Martí, cuando sentenció con meridiana sencillez una idea que no deja de tener vigencia 129 años después. La lúcida frase es de una carta, publicada en el diario La Nación de Buenos Aires, el 22 de febrero de 1885. “Tal paga, tal manda”

Esa es la sustancia del putrefacto esqueleto que caracteriza a la minúscula contrarrevolución que siguen etiquetando como “disidencia” los mass media de occidente. Una panda que sirve de mercenaria ante la voluntad de un gobierno extranjero y de otras potencias occidentales, que se arrojan la potestad de pretender cambiar los destinos de un país. Una nación declarada y orgullosamente martiana y que su línea política refrendada en la Constitución de todos los cubanos, es claramente marxista.

Nos asiste el deber de respetar cada una de las rutas que los pueblos decidan sobre cómo construir su país. Es nuestra práctica y nuestro principio el no inmiscuirnos en los asuntos que son propios de otro, cuya historia, cultura y tradiciones difieren de la nuestra. Los destinos de una nación han de ser solo potestad del pueblo.

Pero también nos asiste el deber de denunciar y defender lo que en nuestro país es voluntad de todos. Ninguna mirada extraña, ninguna pretensión extrajera ha de inmiscuirse en lo que es nuestra obra por derecho conquistado como pueblo soberano. El que nuestro modelo de sociedad difiera del que impera en el mundo no es razón para suplantarlo por otro.

Detrás de esa postura y ese hacer de los gobiernos occidentales, aflora la ineptitud, la prepotencia y el no saber que con Cuba, la única palabra posible es el diálogo. Pero he de ser preciso, claramente horizontal. Me refiero al diálogo desde el llano respeto, ante una obra hecha por todos y que no se ha de cambiar porque un Emperador, que dicen “lleva traje de paz”, se le antoja que reconduzcamos nuestro destino. Un guerrerista de estado que algunos “gobernantes” le siguen el juego, pues de sumisos andan por este mundo algunos que la historia después nos revela como corruptos y agazapados. Servidores de los intereses de las marcas, las megas empresas y las entidades financieras, que son los verdaderos gobernantes en esta era globalizada.

Las noticias hay que dejarlas reposar, medirlas con la altura que exige el tiempo. El análisis coherente de los hechos es también parte de la lógica en defensa de lo que entendemos justo revelar y poner en primer plano, ante la inmoral práctica de los mass media que “ingenuos” pasan de soslayo lo verdaderamente importante.

La nota la dio alguien nada sospechoso de ser un vocero del legítimo gobierno cubano. Me refiero al contrarrevolucionario Guillermo Fariñas, quién tuvo la desfachatez de hacerse una foto con el terrorista internacional de origen cubano asentado impunemente en Miami.

Me refiero a Luis Clemente Posada Carriles. Un excarcelable asesino con un historial de crímenes del que no puedo dejar de recordar, el que fue su acto más cobarde. La voladura de un avión civil de la compañía Cubana, acto en el que murieron 73 personas en pleno vuelo. Un hecho debidamente documentado, gestado por este agente de la CIA en el año 1976. Este brutal hecho fue materializado con la complicidad del también cubano Orlando Bosch y los venezolanos Freddy Lugo y Hernán Ricardo, estos últimos fueron los autores materiales de los hechos.

Las declaraciones de Fariñas expresan: “Durante los últimos días hemos venido observando con preocupación, el deterioro de la unidad entre falanges opositoras santiagueras que han impactado desfavorablemente en nuestra lucha… Diferencias intestinas entre miembros de “Las Damas de Blanco” de ese territorio y su dirección nacional, han originado un análisis equivocado por parte de uno de nuestros más destacados líderes: José Daniel Ferrer, tomando este la insensata, absurda e inconsulta decisión de desmembrar a 23 féminas de esta agrupación para integrarlas a la “Unión Patriótica de Cuba” (UNPACU) de la cual soy su vocero, lo que establece un precedente nefasto…” (1).

Las palabras de este despreciable “líder” de fabricación importada, denotan la fragmentación y la fisura que padecen estos grupúsculos que se dedican a labores de subversión, de desestabilización y zapa al interior de la nuestra isla.

Esta es otra verdad que los mass media se empeñan en ocultar, “salvándoles” con la etiqueta de “disidentes” y abonando la idea de sembrar una “Primavera Árabe”, en un pueblo y en una nación, forjada por una vasta cultura política y en las más vibrantes tradiciones de luchas. Nuestros héroes y sus historias son parte esencial de nuestros empeños. Y es que de gratitud y deudas están hechas también nuestras acciones como pueblo.

El diario español El País, en su edición digital del 2 de septiembre reconocía esta fragmentación en un texto que amerita algunos entrecomillados. El artículo cuya autora es la corresponsal Maye Primera, afincada en Miami daba la nota sobre esta idea:

“La suma de muchos pequeños desencuentros desembocó en la renuncia de casi tres decenas de integrantes del movimiento disidente Damas de Blanco en la provincia de Santiago de Cuba en las últimas semanas. Se trata del mayor cisma que ha experimentado la organización desde que fue fundada por Laura Pollán en la “primavera negra” de 2003”. (2)

En otra parte de esta nota titulada: “Cisma en las Damas de Blanco”, la articulista aporta una clave que no podemos ignorar. “La polémica estalló a finales de julio, cuando se hicieron públicas las diferencias entre Soler, la representante nacional de las Damas de Blanco, y la representante del movimiento en Santiago de Cuba, Belkis Cantillo. “Soler nos quería imponer muchas cosas. Me quiso pisotear mucho y así ella logró que yo pidiera la renuncia”, explicó Cantillo por teléfono”.

Las entrelíneas de esta declaración expresan en verdad el autoritarismo de la autodenominada “líder” de las “Damas de Blanco” Berta Soler. Su manera de conducir las acciones claramente desestabilizadoras en la isla. Esta vulgar mujer cuenta con el apoyo de un grupito de personas que le son fieles, sin que debamos ignorar la cobertura de algunos medios de comunicación internacionales que la ensalzan haciendo la vista gorda de sus verdaderas esencias. Esto le ha servido para construirse un protagonismo ilegítimo y que explota a conveniencia en el seno de esta organización contrarrevolucionaria.

Conocida es su falta de capacidad intelectual como “líder” y sus maneras vulgares de conducirse en su entorno contrarrevolucionario. Esta idea está debidamente acreditada en un reportaje concebido por la televisora digital Cubainformación que integra el testimonio de ex miembros de las llamadas “Damas de Blanco”, quienes aportan sustancia informativa en torno a esta “bondadosa líder” (3).

Sobre este mismo capítulo de la fragmentación de las “Damas de Verde”, como en verdad deberían de presentarla, el diario digital El Nuevo Herald, una publicación cuya sede editorial está en Miami da la noticia con estas revelaciones. “Ella me tenía muy humillada, afirmó Cantillo en referencia a Soler” (4).

Y agrega este órgano de claro perfil reaccionario: “La disidente manifestó que se había “disgustado mucho” con Soler porque había ordenado la separación de las mujeres integradas al movimiento en el municipio Palma Soriano de las de la ciudad de Santiago de Cuba, las cuales, según dijo “eran todo un bloque” hasta julio pasado”.

Pero ni El País, ni El Nuevo Herald, ni la agencia española EFE, de la que tomaron y reprodujeron sobre esta noticia otras publicaciones expresan con rigor las verdaderas razones de esta ruptura al interior de la desacreditada contrarrevolución cubana.

Esta división dentro de las autodenominadas “Damas de Blanco”, con la mirada puesta en la mediática y vulgar Berta Soler, se desata por el uso de los fondos que le envía el gobierno de los Estados Unidos y otras organizaciones internacionales para desarrollar sus acciones contrarrevolucionarias.

La separación de 30 mujeres de esta desprestigiada organización, van enfiladas hacia su “líder nacional”. Testimonios de estas mercenarias dan fe esta ruptura (5) y (6). Estas declaraciones confirman la carencia de unidad que tanta veces los medios internacionales se empeñan en construir para fabricar una supuesta unidad.

Se impone agregar que Berta Soler no quería dejar crecer la representación en Santiago de Cuba y sí lo hacía ella en la Habana. Esta acusaba a Belkis Cantillo de pretender inflar la “plantilla” para apropiarse del dinero. Por la otra parte, Cantillo acusaba a Soler de controlar y distribuir los recursos que le vienen de sus amos a su antojo.

Cabe señalar, que las mujeres que integran este grupúsculo no tienen familiares presos y la inmensa mayoría nunca los ha tenido. Estas mujeres usan su integración a los grupos contrarrevolucionarios como forma de vida para la obtención de dinero y otros recursos venidos desde el exterior. Otras buscan el aval de la Oficina de Intereses de los Estados Unidos en La Habana (SINA), y emigrar como “refugiados políticos” hacia el país “de las grandes oportunidades”.

Estas notas confirman, -como en varias ocasiones se ha denunciado-, de la supuesta unidad del movimiento claramente contrarrevolucionario. Estos serios conflictos que afloran, obedecen en lo fundamental, al control del dinero y los recursos que el gobierno de Obama no ha ocultado en destinar a estas desprestigiadas “organizaciones”, para materializar su línea de intervencionismo, en contra la voluntad del pueblo cubano.

Los conflictos no solo son al interior de las “Damas del dólar”. Conocido es también las agudas diferencias entre Berta Soler y José Daniel Ferrer García. Este ostenta el rimbombante título de Secretario Ejecutivo de la UNPACU, una cosa que se llama “Unión Patriótica de Cuba”.

La estrategia de protagonismos entre ambos, es tratar de desplazar al otro. Las razones las predecibles, la de obtener más fondos que vienen de las arcas de los contribuyentes de los Estados Unidos, de la que hace mal uso la Casa Blanca para cambiar el orden constitucional de la República de Cuba.

Berta Soler acusó a Cantillo de estar siendo inducida por su ex esposo José Daniel Ferrer, quién desde hace tiempo pretende que UNPACU asuma el control de las “Damas de Blanco”, en la región oriental del país.

Se impone subrayar que el ya mencionado Guillermo Fariñas, quién hizo alarde público de reunirse y hacerse fotos con el terrorista internacional Luis Clemente Posada Carriles, es el vocero de la organización mercenaria UNPACU.

Notas

1. http://islamiacu.blogspot.com.es/2014/08/farinas-confirma-corrupcion-y.html

2. http://internacional.elpais.com/internacional/2014/09/02/actualidad/1409689851_094827.html

3. https://www.youtube.com/watch?v=bjXf5Ltf_w0

4. http://www.elnuevoherald.com/noticias/article2041137.html

5. https://www.youtube.com/watch?v=NgZq35ewrn8

6. https://www.youtube.com/watch?v=DDluwuzjBts

*Editor del blog Cine Reverso, donde fue publicado este trabajo

* Intelectual cubano residente en Madrid. Editor del blog: www.cinereverso.org

Tomado del Sitio Cuba Información

http://www.cubainformacion.tv/index.php/la-columna/242-octavio-fraga/58661-berta-soler-en-el-centro-del-apocalipsis

Hacer un comentario

Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos. Todos los campos son obligatorios.