¡Barack Obama visita a Cuba! ¿Visita necesaria?

Lea más de: ,

Barack-ObamaPor Jose Luis Alonso Lanza

En 1928, por primera vez en nuestra historia, se recibe en La Habana a un presidente de los Estados Unidos de Norte América, el Sr. Calvin Coolidge, quien visitaba esta pequeña isla de la América Caribeña, dando satisfacción a más de un interés. Es posible que aquella fuese una visita multipropósito; muy necesaria para velar por los intereses imperiales, bajo la carcomida moral del administrador de turno, Gerardo Machado. Es posible que en atención a esta real necesidad, viajara a La Habana en un barco de la marina de Guerra de los Estados Unidos, no para mostrarnos fuerza, poderío, ¡no!, simplemente por economía nacional.

Pero la visita del Sr. Barack Obama es una visita, en primer lugar, en un contexto diametralmente opuesto. El Sr. Coolidge venía, para el conocimiento público, asumiendo su papel ante un evento internacional auspiciado por Machado. Venía a un país totalmente empobrecido, con altos porcientos de analfabetismo, una seguridad social prácticamente inexistente y, sobre todo, ante un gobierno que se nutría en su acción gubernamental, no en las exigencias y necesidades de un pueblo, sino en los mandatos del imperio por salvaguardar sus intereses.

La visita de Obama, se lleva a cabo en una Cuba que decidió un camino, un sistema socio-político. Una Cuba, también, diametralmente opuesta a la que visitara el Sr Coolidge. Hoy podemos decir con total certeza que es una visita necesaria, ya que va a ser una forma materialmente irrevocable de ver la realidad de este pueblo de Martí y de Fidel, en su escenario real. De ver a este pueblo acusado y tildado de terrorista por enviar a sus médicos a todos los países del mundo a combatir los flagelos del hambre y la falta de atención médico sanitaria. En un planeta donde, parafraseando al Comandante en Jefe, los ricos son cada día más ricos y los pobres, simplemente mucho más pobres. Un pueblo que ha enviado a sus maestros a combatir el desconocimiento, el analfabetismo, la ignorancia, haciendo suya la máxima martiana de ser cultos para ser libres. Que ha brindado a sus constructores que van donde haga falta a ayudar a construir carreteras, aeropuertos, hospitales o escuelas.

Con más de medio siglo de tratarnos como propiedad del imperio, con más de medio siglo de un brutal bloqueo político, social y económico, esta visita se hacía necesaria para un presidente de los Estados Unidos. Obama y el mundo podrán apreciar con sus propios ojos, los logros de un país bloqueado, acusado de terrorista y de incumplir la carta de los derechos humanos.

La realidad es inobjetable. Una realidad que muestra a un país, que a pesar de 54 años viviendo un bloqueo desgarrador tanto en lo económico, diplomático y comercial, todos los niños tienen asegurada la enseñanza media y superior, pues un maestro los enseña a leer y escribir. Una escuela donde tienen asegurado sus libros, sus lápices y libretas, así como su primer acercamiento a ese mundo de la informática y la computación, la continuación de estudios ya fuere como técnico medio o en la enseñanza superior. Y todo esto totalmente gratuito.

En Cuba todo ciudadano tiene derecho a la atención médica, tanto primaria como secundaria, y dentro de esta atención, sin costo alguno, la posibilidad de salvar su vida en una complicadísima operación, quizás usando los mismos protocolos médicos del mejor hospital del país más desarrollado del mundo.

Somos un pueblo que exhibe con orgullo cifras de nacidos vivos, casi, compitiendo con los países mas desarrollados del orbe, donde nadie es discriminado por el color de su piel, sus ideas políticas y/o religiosas, o sencillamente, por problemas de género.

Un pueblo que, como la reafirmara el diario Granma en su editorial del 9 de Marzo del corriente: “…contribuye a la paz y la estabilidad regional y mundial…1 y no como propaganda de campaña política, sino con hechos necesarios ante el reclamo social de cualquier país. Así lo hicieron hace poco nuestros médicos al enfrentarse al ébola, como soldados de la salud y de la vida.

En Cuba, el Sr Obama tendrá la ocasión de conocer por directo a un pueblo noble, amistoso y digno, con un alto sentido del patriotismo y la unidad nacional, pero sobre todo, solidario, con una alta estima de los principios, principios que nos comprometen en apoyar a toda acción encaminada en favor de la sociedad.

En esta necesaria visita del presidente estadounidense, el mundo podrá observar como el pueblo cubano disfruta de verdaderos derechos humanos, al recibir servicios soberanamente necesarios como es educación y medicina gratis, algo muy diferente y ajeno a lo que ocurre en las calles de New York, sobre todo en los barrios latinos, mejor dicho, de indigentes y marginados latinos.

Podrán ver que en Cuba todo ciudadano tiene derecho e independencia de pensamiento y acción, tanto el ámbito político, como el económico, el social y el cultural.

Ya han pasado 88 años de aquella visita presidencial. Hoy, viviremos la primera que hace un dignatario de los Estados Unidos a una Cuba libre, donde lo más importante es la vida del ser humano. Una Cuba que alcanzó su libertad, por el derecho alcanzado por la lucha del pueblo contra sus opresores y sus agresores, aquellos que por más de 54 años nos han condenado a un bloqueo horriblemente vergonzoso.

Sí, es obvio que la visita del presidente Barack Obama a Cuba, es una visita, necesaria.

Hacer un comentario

Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos. Todos los campos son obligatorios.

1 Comentario

@jlalonso1950 dijo:

Protagonismo poilitico sin quitar el bloqueo

25 marzo 2016 | 09:40 am