Assange define como vergonzoso discurso de Obama sobre espionaje

Lea más de: , , , ,

AFP

El fundador del sitio web WikiLeaks, Julian  Assange, minimizó el viernes los anuncios del presidente de Estados Unidos,  Barack Obama, de reducir las atribuciones de la Agencia Nacional de Seguridad  (NSA) en la vigilancia de las comunicaciones, alegando que cambiará muy poco.

Assange definió el discurso de Obama como “vergonzoso”, y en declaraciones  a la cadena CNN alegó que las nuevas directivas tendrán muy poco efecto.

En opinión de Assange, Obama fue “arrastrado, pateando y gritando”, a  pronunciar este viernes un discurso sobre el alcance de la interceptación de  las comunicaciones, obligado por las revelaciones del ex analista de  inteligencia Edward Snowden.

“Es vergonzoso para un jefe de Estado hacer eso por 45 minutos sin casi decir nada”, dijo.

En opinión de Assange, Obama “se muestra reacio a hacer cualquier reforma  concreta. Y lamentablemente hoy vemos muy pocas reformas concretas”.

Assange expresó su escepticismo con relación a la medida que obliga a los  agentes de la NSA a obtener autorización de la Corte de Vigilancia de  Inteligencia Extranjera (FISA) para poder tener acceso a datos de una persona  específica.

“La FISA es conocida por ser la más secreta corte cautiva en Estados  Unidos, produciendo leyes secretas hechas por jueces”, dijo.

El fundador de WikiLeaks también cuestionó si el nombramiento de un abogado  público para sumarse a la FISA podrá cambiar el actual estado de cosas.

“Un abogado público permanente en la FISA de forma secreta difícilmente producirá un resultado decente”, comentó.

De igual forma, apuntó, el compromiso de no espiar a líderes extranjeros tampoco tiene sentido.

“No vamos a espiar a (la canciller alemana) Angela Merkel o al primer  ministro (británico David) Cameron. O al primer ministro de Australia. Pero  déjenme seguir espiando a todos los otros con quienes hablamos. No significa  nada no espiar a los líderes mundiales”, comentó.

Assange se encuentra refugiado en la embajada de Ecuador en Londres desde  2012, en una tentativa por evitar una extradición a Suecia, donde se lo acusa de abuso sexual, que él niega.

Ecuador ya concedió el asilo a Assange en su territorio, pero las  autoridades británicas pretenden arrestarlo en el instante que abandone la  legación ecuatoriana.

Los abogados de Assange temen que si él resulta enviado a Suecia para  enfrentar los cargos, termine siendo extraditado a Estados Unidos para ser  procesado por la divulgación en WikiLeaks de miles de documentos diplomáticos y  militares reservados estadounidenses.


Tomado del Sitio CubaSí

Hacer un comentario

Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos. Todos los campos son obligatorios.