¿Amor añejo?

Lea más de: , , , ,

Texto y foto: Elena Milián Salaberri

amor añejo 1

Uno ama mientras vive, aseguran Mercedes Cardoso y Roberto Pérez, con las miradas perdidas en el universo de sus ojos, cual si no existiera nada más fuera de ellos, y con el susto del amor, de un amor anciano que les llegó cuando ambos tenían ya más de 65 años.

Se conocieron en la Casa de Abuelos de San Cristóbal; entre los 60 acogidos en ese colectivo, ellos sin proponérselo, comenzaron a buscarse para hablar, sus vidas anteriores ya les pertenecían y, un buen día, sin previo aviso, él tocó a la puerta de la casa de ella para declararle sin rodeos sus intenciones.

“Quería y quiero vivir con Mercedes; cada amanecer a su lado me confirma que somos felices. Ella me puso a prueba, un mes, y logré sus expectativas: es otra manera de amar, no con la locura de la juventud, pero hace mucho bien”.

Yo me enamoré de su manera de ser, dice ella, “su voz, la firmeza en su modo de enfrentar la vida…el apoyo de sus hijos, a quienes hoy veo como aquellos que no pude tener, aunque solo llevemos dos años de relación”.

Roberto y Mercedes no son un caso aislado de amor a edades ya avanzadas; de acuerdo con estudios de psicología publicados en páginas digitales especializadas, la vejez no tiene por qué implicar el ocaso de las expresiones de cariño y sexualidad, sino que puede incluso convertirse en una etapa de inicio de otra manera de relacionarse, con mayor sentido de lo que es acompañarse.

Besos, abrazos, caricias se ratifican como parte esencial. Saberse querido y poder querer al otro es algo mucho más allá de la edad: las claves están en explorar la sensualidad más calmada y en aceptar, sí, aceptar las arrugas, el cuerpo que ya no es el mismo, la textura de la piel, la sordera…aceptar, sin más.

En el caso de Cuba, urge sostener y elevar la primacía de las acciones para facilitar la calidad de vida de la, para muchos mal llamada, Tercera Edad, pues según pronósticos de expertos del Ministerio de Salud Pública, para el 2045, gracias al desarrollo de la sociedad y en particular de la medicina, la esperanza de vida será de 84 años.

Además de la garantía de la seguridad social, es bueno preguntarse: ¿está la familia cubana preparada para brindar el respeto y comprensión que se merecen aquellos que nos educaron? ¿Estamos preparados para el cambio de actitudes hacia una sociedad más permisiva, con nuevos problemas derivados del progresivo crecimiento de la población anciana?

Las respuestas están en el amor, el que sientan entre ellos y el de nosotros hacia ellos, todos los días de la vida; en especial el primero de octubre que, desde 1990, la ONU dedica a los ancianos, en  memoria de Ema Godoy Lobato, la  catedrática y escritora mexicana dedicada a dignificar con su obra a este grupo etario.

Así que como dijera un poeta: “¡Ojo con ellos que andan por ahí, que amaron, aman; construyeron, edifican; y sobre todo cumplieron. Por eso cuídelos, si tienes suerte de encontrarlos en tu camino!”

Hacer un comentario

Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos. Todos los campos son obligatorios.

3 Comentarios

Eduardo dijo:

Apenas establecimos una relación, a los tres meses salí hacia Angola. Regresé y a los quince días nos casamos. Pasaron cinco años y nació nuestra primera internacionalista. Nueve años despuésde la boda, de nuevo a Angola. Al regreso me dio a la segunda internacionalista. Y cuando Cuito “dale otra vez al África”. Al regresar de esta última salida le traje a la menor (no llegaba al año) dos botellas de Johnny Walker para que celebrara mi regreso. Hoy ambas son cirujanas y nosotros, que estuvimos preparados para enfrentar nuestras separaciones, no lo estamos para estar solos sin ellas en la casa y sin el primer nieto que me dio la mayor. Jodido,¿no?

1 octubre 2016 | 10:15 am
ARNOLDO dijo:

Ya estoy en la categoría del adulto mayor y siento que los años no me han pasado,que estoy aquí presto a luchar por lo que quiero,siento que amo y me aman mis potencialidades no ha disminuido.Deseos vivir muchos años más,que me entiendan y me comprendan no pido nada material.

1 octubre 2016 | 10:44 am
Cubana100% dijo:

MUY LINDO ESA RELACION, DIOS LOS BENDIGA, NO SOLO ES EL SEXO, ES LA COMPRENSION, LO SENSUAL, EL RESPETO, LA COOPERACION EN SUS VIDAS ENTRE AMBOS, ES MUY BONITO Y SOBRE TODO ESO, EL RESPETO MUTUO ENTRE LOS DOS, CON CARINOS Y AFECTOS.

FELICIDADES AL AMOR AÑEJO.

3 octubre 2016 | 07:43 am