Ambiente respetuoso y constructivo en históricos diálogos entre #Cuba y Estados Unidos

Lea más de: , , , , , , , , , ,

Claudia Fonseca Sosa y Sergio Alejandro Gómez

Los jefes de las delegaciones que participaron ayer en la vigesimoctava ronda de conversaciones migratorias entre Cuba y Estados Unidos, calificaron el clima del diálogo como respetuoso y constructivo, así como reconocieron avances en temas puntuales.

La directora general de Estados Unidos del Ministerio de Relaciones Exteriores de Cuba (Minrex), Josefina Vidal Ferreiro, informó que durante la jornada se evaluaron diversos aspectos de las relaciones migratorias, incluyendo el cumplimiento de los acuerdos vigentes desde 1994 y 1995 y la emisión de visas para emigrantes y visitas temporales.

Según la jefa de la delegación cubana que participa en las conversaciones de dos días encaminadas a adelantar el restablecimiento de las relaciones diplomáticas entre Cuba y Estados Unidos, también se abordaron los resultados de las acciones emprendidas por ambas partes para enfrentar la emigración ilegal, el contrabando de personas y el fraude de documentos.

Por su parte, el subsecretario asistente para Asuntos del Hemisferio Occidental del Departamento de Estado norteamericano, Edward Alex Lee, refirió que durante el diálogo, Cuba y Esta dos Unidos expresaron su compromiso de que la emigración entre ambos países “se mantenga segura, legal y ordenada”.

Precisó que estas son las primeras conversaciones después de los cambios anunciados por los presidentes Barack Obama y Raúl Castro el pasado 17 de diciembre, y el encuentro —dijo— reflejó ese nuevo énfasis en el diálogo y la participación conjunta.

“El hecho de que las conversaciones hayan sido productivas y en espíritu de colaboración prueba que a pesar de las diferencias, EE.UU. y Cuba pueden encontrar oportunidades para seguir trabajando en temas de interés mutuo, así como seguir un diálogo respetuoso y profundo”, agregó.

Desde el Palacio de Convenciones de La Habana, la directora general de Estados Unidos del Minrex argumentó que Cuba reconoce el cumplimiento de los compromisos asumidos por el gobierno de Estados Unidos en cuanto al otorgamiento de no menos de 20 000 visas anuales a emigrantes cubanos y al incremento de las visas concedidas también a ciudadanos cubanos para realizar visitas temporales a la nación norteamericana.

Asimismo, sostuvo, Cuba ofreció información que demuestra la marcha satisfactoria de los nuevos procedimientos migratorios actualizados en el año 2013.

Reconocimos el incremento de la cooperación y la comunicación entre las agencias competentes de ambos países para enfrentar la emigración ilegal, el contrabando de personas y el fraude migratorio, subrayó.

La delegación cubana propuso realizar en los próximos meses un encuentro técnico entre expertos, sobre el tema de fraude de documentos migratorios.

Coincidimos en los resultados favorables que han tenido los intercambios técnicos profesionales realizados recientemente entre el Servicio de Guardacostas de EE.UU. y las Tropas Guarda- fronteras de Cuba, para intercambiar sobre la ampliación de la cooperación, señaló Vidal Ferreiro.

En tanto, el subsecretario asistente para Asuntos del Hemisferio Occidental del Departamento de Estado norteamericano reiteró que su país mantendrá la Ley de Ajuste Cubano y la política de “pies secos-pies mojados”.

Lee aseguró que la actual administración está comprometida con el mantenimiento de ambas normas, que siguen guiando la política migratoria estadounidense hacia Cuba.

Su contraparte cubana lamentó que a pesar de las medidas tomadas por ambos países, persiste la política de “pies secos-piesmojados” y la Ley de Ajuste Cubano, que contradicen la letra y el espíritu de los Acuerdos Migratorios.

Cuba aspira a una relación normal con EE.UU. en el área migratoria, afirmó Vidal Ferreiro, tras asegurar que tales instrumentos jurídicos son el principal estímulo para la emigración ilegal hacia territorio norteamericano y también para las entradas irregulares a ese país desde terceros países de ciudadanos cubanos que viajan legalmente al exterior.

En ese sentido, subrayó que no están siendo devueltos a Cuba todos los emigrantes ilegales cubanos interceptados en el mar y que eso es contrario a los Acuerdos Migratorios vigentes.

Esta es una política y una ley que confieren solo a los ciudadanos cubanos un trato preferencial, exclusivo y único, que no recibe ninguna otra ciudadanía en el mundo, y por tanto nos lleva a la conclusión de que es el elemento fundamental que anima y sigue estimulando estas salidas ilegales, dijo la diplomática en respuesta a una interrogante de la prensa.

“Pies secos-pies mojados” es una política y por tanto está en manos del gobierno y del poder ejecutivo decidir sobre la aplicación de esta. En el caso de la Ley, ciertamente solo el Congreso de EE.UU. la puede cambiar, pero el presidente tiene potestad para pronunciarse en relación con la manera en que se implementa, explicó.

De igual forma, la jefa de la delegación cubana reiteró el rechazo a la continuidad de la política dirigida a alentar a profesionales y técnicos cubanos de la salud a abandonar sus misiones en terceros países.

Dijo que esta es una práctica censurable de “robo de cerebros”, que además intenta privar de recursos humanos vitales a muchos países que se benefician de la colaboración cubana y no se corresponde con el contexto bilateral actual.

El funcionario estadounidense añadió que, además de debatir la aplicación bilateral de los acuerdos, se produjeron intercambios sobre otros asuntos como el regreso de personas de origen cubano que permanecen en territorio de ese país, pero las autoridades los consideran excluibles; el programa Parole de reunificación de familias y el seguimiento de los ciudadanos repatriados.

HACIA EL RESTABLECIMIENTO DE LAS RELACIONES DIPLOMÁTICAS

Este jueves, también en el Palacio de Convenciones de La Habana, tienen lugar las conversaciones para el análisis del proceso de restablecimiento de relaciones diplomáticas y la apertura de embajadas en ambos países, además de otros asuntos bilaterales.

La delegación norteamericana está encabezada por Roberta Jacobson, secretaria asistente de Estado para los Asuntos del Hemisferio Occidental, mientras que al frente de la cubana se mantiene Josefina Vidal Ferreiro.

Según adelantó a la prensa el martes una fuente del Minrex, la delegación cubana enfatizará en que ambos procesos deberán basarse en los principios del derecho internacional refrendados en la Carta de las Naciones Unidas y en las Convenciones de Viena sobre Relaciones Diplomáticas y Relaciones Consulares.

El acatamiento de esos documentos, de los que ambos países son signatarios, significa el respeto recíproco al sistema político y económico de cada uno de los países y evitar cualquier tipo de injerencia en los asuntos internos de nuestras naciones, dijo.

Esos principios en esencia son la igualdad soberana, el arreglo de las controversias por medios pacíficos, abstenerse a recurrir a la amenaza o al uso de la fuerza contra la integridad territorial o la independencia política de cualquier estado, así como la igualdad de derechos, la libre determinación de los pueblos y la no intervención en los asuntos que son jurisdicción interna de los Estados.

Como parte del intercambio se abordará el comportamiento que deben mantener las misiones diplomáticas y las funciones que deben ejercer en correspondencia con las Convenciones de Viena.

El diplomático cubano también adelantó que Cuba va a sentar pautas o por lo menos enunciar un grupo de temas que deben ser atendidos y discutidos dentro de un proceso hacia la normalización.

Manifestó que resulta un contrasentido que restablezcamos relaciones mientras Cuba continúe injustamente en la lista de estados patrocinadores del terrorismo internacional.

Sostuvo, además, que es esencial levantar el bloqueo económico, comercial y financiero que aún se mantiene y que hay que discutir las compensaciones por daños y perjuicios por una política que ha estado en vigor por más de 50 años.

Este jueves en la tarde también se pasará revista a distintas áreas de cooperación.

En la actualidad, existen ciertos niveles de coordinación en el enfrentamiento a la emigración ilegal, entre las tropas guardafronteras y el servicio de guardacostas, así como cooperación en interdicción de drogas.

También existe cooperación en el enfrentamiento a derrames de petróleo, en el marco de un instrumento regional, y existe un acuerdo firmado entre ambos países sobre búsqueda y salvamento en caso de accidentes aéreos y marítimos.

De la misma manera, ambas naciones están comenzando a hablar sobre el monitoreo de movimientos sísmicos, entre otros asuntos.

Tomado de Mundo del Sur

https://mundodelsur.wordpress.com/

Hacer un comentario

Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos. Todos los campos son obligatorios.