Alertan por nuevos métodos injerencistas de EE.UU. contra África

Lea más de: , , , ,

Jorge V. Jaime *

Pretoria (PL)

El Programa YALI, implementado por Estados Unidos desde hace cuatro años, es un nuevo método de colonización, lavado de cerebros y subversión en detrimento de países de África, alertó el experto politólogo Tamuka Nhamo. Según la argumentación de la Casa Blanca, el presidente Barack Obama lanzó en 2010 el plan Young African Leaders Washington Fellowship Program (YALI) como “una iniciativa para impulsar la prosperidad, la gobernabilidad democrática y la seguridad en todo el continente africano”.

Sin embargo, el analista Nhamo a través de los medios DayAfrica y The Southern Times alerta que el programa norteamericano busca reclutar a jóvenes inteligentes de África para manipular su formación académica y luego enviarlos de vuelta a sus naciones de origen como agentes para cambios de gobiernos.

Después de la caída del colonialismo explícito, Estados Unidos y sus aliados en Europa están probando variadas estrategias para tener acceso a los recursos naturales que tanto necesitan y garantizar la dominación sobre África por vías tangenciales, apuntó el articulista.

El Programa YALI -agrega- pretende que los jóvenes educados en Occidente redefinan los sistemas de valores de este continente y declaren la muerte del nacionalismo y humanismo africanos.

Además, Washington utiliza las redes de Internet para crear una comunidad virtual de activistas en toda África que respalden en los niveles de masas la iniciativa YALI, mientras Obama hace otro tanto desde la página web oficial de la Casa Blanca, apunta Nhamo.

Los últimos acontecimientos en Ucrania muestran que estos métodos del Departamento de Estado con frecuencia son ilegales herramientas para difundir desinformación y propaganda, y manipular a la opinión pública por medio de portales como Facebook, Twitter y YouTube, sostiene el analista.

En este sentido, Tamuka Nhamo recuerda que Estados Unidos armó una red similar llamada Zunzuneo, que se implementó durante casi dos años contra Cuba, en un esfuerzo por derrocar al gobierno revolucionario de la isla antillana.

Sin embargo, las autoridades cubanas lograron detectar esta actividad sospechosa en su debido tiempo, desmantelaron y denunciaron hace pocos meses al llamado Zunzuneo, destacó.

Los líderes africanos deben expresar más preocupación por el Programa YALI, nuestros dirigentes no deben subestimar la amenaza planteada. Washington y sus aliados no están durmiendo, planean el futuro de África según sus conveniencias, acentuó el politólogo namibio.

Por su lado, el periodista británico John Pilger advierte que una invasión a gran escala de África está en marcha. Estados Unidos ha estado desde 2013 desplegando tropas en 35 países, empezando por Libia, Sudán, Argelia y Níger.

Esta invasión tiene poco que ver con el pretexto del terrorismo islámico radical y mucha relación con un plan de adquisición de los recursos, en particular los minerales, además de una rivalidad acelerada con China, explicó el especialista en su blog personal.

El gobierno de Obama y sus aliados han demostrado que están dispuestos a utilizar un alto grado de violencia para conseguir sus propósitos, como ya hicieron en Iraq, Afganistán, Pakistán, y Yemen, acota Pilger.

Al mismo tiempo, los gestores del periodismo occidental y de la cultura popular intentan engañar al público global con la portada de una guerra calificada como santa en contra del “arco amenazante del extremismo islámico”, señala el comentarista, también citado por el diario New Statesman, de Reino Unido.

Igualmente, en una reseña del medio digital AntiWar, el editorialista John Glaser alerta que Washington ha ido lentamente trasladando militares hacia puntos estratégicos en todo el continente africano y de forma paralela inyecta millones de dólares en bolsillos de contratistas.

El plan norteamericano es construir la infraestructura necesaria para una presencia militar permanente e impulsar esfuerzos a fin de capacitar a militares africanos y mantenerlos dependientes del Pentágono, explica el experto en esta región geográfica.

Hay datos sobre adiestramientos y equipamiento de fuerzas armadas por parte del Departamento de Defensa en países como Argelia, Burkina Faso, Chad, Malí, Mauritania, Marruecos, Níger, Nigeria, Senegal, Túnez, Libia, Somalia, Uganda, Kenia, y Djibouti, informan las fuentes.

Estados Unidos no para de hacer negocios y trazar planes de dominación con el dinero de los contribuyentes. Camuflado en la llamada asistencia humanitaria, el complejo industrial militar dirigido desde la Casa Blanca busca plantar una huella injerencista permanente ahora en África, resumen observadores.

*Corresponsal de Prensa Latina en Sudáfrica.

Tomado de Prensa Latina

http://www.prensa-latina.cu/index.php?option=com_content&task=view&idioma=1&id=2886501&Itemid=1

Hacer un comentario

Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos. Todos los campos son obligatorios.

1 Comentario

Sirelda Acosta Brooks dijo:

La política injerencista norteamericana por su contenido no ha sufrido modificaciones significativas,pero sus formas sí,ello exige el que nosotros y el resto de las fuerzas progresitas en el mundo utilicemos métodos más atractivos que sensibilicen,comprometan y desarrollen la percepción de riesgo en nuestros jóvenes en relación con el futuro no sólo de la humanidad sino el de ellos como grupo social que asumirá la dirección de nuestros proyectos sociales.

1 agosto 2014 | 06:22 pm