¿A qué sabe exactamente ser cubano…?

Lea más de: , , ,

Por Elena Milián Salaberri

Cubana como soy, ya en la propia pregunta del título dejo claro que este país tiene sabor; no lo he inventado yo; simplemente me sumo a etnólogos, filósofos, músicos, poetas y hasta al pregonero del barrio, por solo citar la diversidad de voces capaces de recordarnos la huella de una nación ligada al gusto.

No existe un cubano sin hiperbolizar: este país es el más bello del mundo-¡lo dijo el almirante Colón!-, las mujeres…ni se diga, los hombres son los mejores amantes del universo, hacemos la música más rica, y la lista pudiera tornarse infinita.

Sin embargo, como dijo el imprescindible Don Fernando Ortíz “Dicho en términos corrientes, la cubanidad o cubanía es condición del alma, es complejo de sentimientos, ideas y actitudes”; y a esas actitudes apunta el sabor nacional.

Aquí en esta tierra es imposible la indiferencia. Retorno al caso del niño Edikson González Paneque, siempre oportuno cuando de estremecimientos del espíritu hablamos.

Él ha vivido la mayor parte de sus cinco años en la Unidad de Cuidados Intensivos Pediátricos (UCIP) del Hospital Comandante Pinares, en San Cristóbal, por depender de un respirador artificial, y a su encuentro –además del personal de la Salud para quienes es un hijo más- acuden, entre tantos, su grupo musical preferido, Los Cuenteros y, más recientemente, incluso la red de bibliotecas de la capital artemiseña y de San Cristóbal, con títulos de la literatura infantil, empeñados en llenar su mundo entre paredes, de bosques, ciudades, playas o campos de juego.

Y ya no se piensa únicamente en Edikson- en la UCIP hace 974 días- sino en Arielito y Fabián, también con larga estadía en la propia sala. Las acciones de solidaridad han rebasado, incluso el recinto, y resulta cada vez más frecuente la extensión de las visitas y presentaciones al resto de los niños hospitalizados, en una asombrosa avalancha de confraternidad, también en el dolor.

Y escribo dolor porque el cubano apoya en lo cotidiano. El café, mejor o no tan bueno, se comparte; el beso al saludar; la medicina en falta en la farmacia llega de la mano más insospechada; el pan compartido; el aventón o “botella” de ayuda en el transporte, por mencionar nada más algo del universo de corazones con que amanece día a día esta Isla.

¡Ah!, en el transporte, me detengo en esa especie de complicidad entre los conductores de vehículos que, con el parpadeo de las luces, no solo avisan de la proximidad de las patrullas de carretera-cuestionable pero válida actitud-, pues alertan del estado de las vías o de la presencia de animales. A mí me conmueve.

Cierta vez, un sacerdote colombiano con medio mundo andado me dijo: “después de ver cómo son las madres en este país llegué a la conclusión de que la mía no me quiere”. Lo expresó con ganas de ser hijo de una cubana.

Todo ello derrumba cualquier exceso, cualquier cosa de índole negativo. El chismecito, el casi desconocimiento de la privacidad, el ruido, la carcajada estrepitosa…perecen a manos de cada “el mío(a), yo te ayudo”.

Entonces, cada argumento me fortalece mi hipótesis: la cubanía va más allá de la cualidad de nacer en esta tierra, es algo inmaterial e inefable, pero con gusto; y es que, indefectiblemente, el cubano es dueño del paladar del amor, en el más amplio sentido de su concepto. ¿Seremos los mejores? No sé, pero yo estoy orgullosa de mi gente.

Hacer un comentario

Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos. Todos los campos son obligatorios.

10 Comentarios

alina dijo:

COMO DICE EL TITULO DE MI COMENTARIO, PERO AMEN, DE ALGUNAS INSATISFACCIONES, CON EL TRASNSPORTE, CON LA DISCIPLINA SOCIAL, EL CUIDADO DE LA HIGIENE EN LAS CALLES, NECESITAMOS LA COOPERACION DE TODOS PARA QUE NUESTRA ISLA SE MANTENGA MAS BELLA, QUE TODA FAMIIA PONGA SU GRANITO DE ARENA ESTA TAREA, CREO QUE NO ES TAN DIFICIL DE LOGRAR.

SIN EMBARGO EN EL ORDEN DE LA SALUD,TENEMOS UN SERVICIO GRATUITO QUEHAY QUE CUIDARLO MIRA ESTE NINO CINCO AÑOS DE SU VIDA EN UN HOS;PITAL CON SUS TRATAMIENTOS MEDICOS, ESO HAY QUE RECONOCERLO GRANDEMENTE, CUBA ES UNICA, POR ESO TENEMOS QUE CUIDAR NUESTRA PATRIA, NUESTRAS CIUDADES, Y SER MEJORES AUN EN CADA ACTIVIDAD

21 noviembre 2016 | 07:43 am
@dinardo dijo:

Yo estoy orgulloso de ser cubano y maestro de cubanos.
Hasta la victoria siempre.
Dinardo

21 noviembre 2016 | 10:56 am
Mirtha dijo:

Yo tambien me siento orgullosa de haber nacido en mi Cuba bella, solo aqui suceden todas esas cosas y mas, que son inigualables.

21 noviembre 2016 | 10:57 am
María Victoria Valdés Rodda dijo:

Soy CUBANA, orgullosa de serlo y sentirlo, y solo puedo decir que me identifiqué totalmente con lo escrito: Al leerlo terminé llorando.

21 noviembre 2016 | 11:28 am
OsnielMM dijo:

Muy buen articulo, pero mi pregunta va un poco mas alla. Entonces todos los que se ha ido por una rozon u otra dejan de ser cubano? El ser cubano es una condición, estes donde estes. Nadie tiene ese derecho de decidir quien si y quien no. De no mencionarlo, de pasar por alto, de dejarlo fuera, etc. Cubano es todo aquel que haya nacido en esta hermosa isla.

21 noviembre 2016 | 04:38 pm
llimak dijo:

Para mi es un orgullo haber nacido en esta tierra,en esta isla tan maravillosa,haber aprendido de nuestra historia,de saber que hubieron y hay hombre que lucharon por ella,orgulloso de mi bandera es el segundo amor despues de mi madre y quiero detenerme aqui, muchas veces en la guagua e escuchado muchos jovenes que no le tienen amor a su madre tierra y mucho menos a su bandera,como me duele escuchar eso pero el dolor fortalece y me hace quererla mas y con esto no quiero ser como me dirian en la calle(comunista) soy de la generacion del 92 periodo especial,pero si soy ¨REVOLUCIONARIO¨ ¿POR QUE? porque es cambiar todo lo que debe ser cambiado,sentido de momento historico y ahi biene entra nuestras raices,quienes fuimos y quienes somos y hacia donde vamos por eso doy gracias a dios por permitirme haber nacido en esta maravillosa isla de la cual como dice alina debemos poner nuestro granito de arena y hacer de ella mas linda,mas bella,mas hermosa. SOY CUBANO DE CORAZON….

22 noviembre 2016 | 07:36 am
Cristina dijo:

Cómo dice un viejo refrán …lo que se hereda, no se hurta…. cada cubano lleva en su ADN las características transmitidas de una generación a otra que nos hacen irrepetibles y sobresalimos en hablar alto y gesticulando, inmiscuyendonos en conversaciones ajenas a la par de ayudar en todo lo que nos sea posible aunque no nos hayan pedido ayuda, fíjate que solidarios somos , a cambio de nada,sabemos de todo un poco, nos encanta polemizar de cualquier tema con emoción sin medida, si averiguas una dirección casi te llevan al lugar con tanta explicación y si te sientes mal en medio de la calle enseguida tienes auxilio y compañía de quien menos esperas, nos esforzamos por con pocos recursos vestirnos y perfumarnos en todo momento para no ser menos, todos los problemas los resolvemos con la jarana, el baile y siempre de buen humor, en fin, a pesar de los errores yo digo como nuestro Apóstol, …nuestro vino es agrio pero es nuestro vino… y yo no me cambio por nadie compay.

22 noviembre 2016 | 09:41 am
Javiher dijo:

Lo cubano, la “cubanidad” de la que también escribió Ortiz, es reflexión, sentido. Es una forma de pensar nuestras realidades. Por eso el importante papel del maestro que es el responsable, junto con la familia, los medios de divulgación… de enseñar a ser cubano. Los maestros tienen la difícil, pero honrosa misión de imbuir de cubanidad a nuestra juventud. Por eso ellos, nuestros maestros nunca pueden dejar de buscar la cubanidad, en un incesante estudio. Nuestro magisterio tiene que ser el principal formador de la capacidad de “lo cubano”

22 noviembre 2016 | 09:41 am
janet dijo:

con nuestras visrtudes y defectos, este articulo nos retrata en la esencia misma de la cubania, está genial!!

22 noviembre 2016 | 12:38 pm
Luis Matos dijo:

Osnier. No veo que en el escrito se cuestione que los que se han ido no sean cubanos. Muchos cubanos que viven en el extranjero son merecedores de nuestro respeto, pero con algunos siento vergüenza, no de ser cubano, que es para mí un orgullo por todas estas cosas que se plantean, pero me avergüenzo cuando se habla de determinados sujetos y dicen “de origen cubano”, momento en que recuerdo el estribillo de la canción “…esos no son cubanos”, algo que aplico a aquellos que se mantienen aquí, con actitudes antisociales. Recientemente en un P5, en un intercambio entre el chofer y una pasajera algo mayorcita, proliferaban frases que yo, que no soy santo, no me atrevo a repetir por esta vía. Una extranjera de origen iraní, que solicitó le avisaran al pasar por el Hotel Deauville, fue bombardeada por el chofer, diciendo entre otras cosas: Esta vieja si me conviene La extranjera parece no entendía bien, y creyendo que era por viajar en el P5 decía: Es que a mi me gusta ser como las cubanas.

22 noviembre 2016 | 04:46 pm