A 118 Años de la Explosión del Maine

Lea más de: , , ,

10642656_1057356220972760_966814112_o

Por Natalia Osorio

De niña siempre me dijeron que solamente debía recordar los momentos lindos que una vez viví. Y es verdad, no lo dudo. Sin embargo, es tan difícil olvidar el dolor, las lágrimas y heridas presentes en el cuerpo y el alma. Heridas que a pesar del tiempo no cicatrizan, muy a pesar que ya hayan pasado 118 años de la Explosión del Maine; intencional, sabotaje-tal vez-accidente o negligencia, todavía nadie me lo ha explicado a ciencia cierta.

Lo que sí tengo plena seguridad es que el Gobierno de Estados Unidos utilizó el suceso como pretexto para declarar la guerra a España e inmiscuirse en la contienda que la isla de #Cuba libraba contra el régimen colonial. Y nosotros #TenemosMemoria . Ojo, no se trata de volver una y otra vez a tocar la llaga que nos duele, ni que llueva sobre lo mojado, sino que hay mucho dolor por el medio.

Y, a veces la manera de salvarnos de eso es repitiéndolo una y otra vez para que nadie lo olvide nunca. Razón por la cual es importante hablar de ello con los más jóvenes. Creo que de no hacerlo pensarán que es una historia pasada y perderá importancia. Tal vez pasada por el tiempo transcurrido ya.

Entonces me pregunto una y mil veces ¿Será posible olvidar? que perdieron la vida seres humanos inocentes. Recuerdo ahora las clases de biología cuando mi profe me decía que las personas nacen, crecen, se desarrollan y mueren. En ningún momento me enseñaron que tenía que existir alguien para quitarle la vida a alguien a propósito o no.

Tanto dolor y sufrimiento es una cicatriz que, desgraciadamente, nunca sanará del todo. Podrán pasar cientos y miles de años y sin embargo ese día, 15 de febrero de 1898, cuando estalló la Explosión del #Maine, será recordado por todos.

Hacer un comentario

Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos. Todos los campos son obligatorios.