Terror al Imperio

Lea más de: , , , , ,

Arthur González

Es más que evidente el miedo insuperable que el imperialismo norteamericano ha inculcado al mundo con sus armas atómicas, bombas de neutrones, invasiones injustificadas y el empleo de aviones no tripulados que bombardean indiscriminadamente ciudades y poblados indefensos, con un saldo elevado de muertos y heridos, sin que recaiga sobre los responsables el peso de la justicia.

Otro ejemplo de este terror a sancionar al Gobierno norteamericano ha sido la violación de la privacidad de millones de personas, sometidas al espionaje electrónico a través de Internet, acción que afectó hasta los principales líderes mundiales, empresas importantes y al mismísimo Vaticano; nadie quedó exento de la intromisión de la Agencia de Seguridad Nacional y de la CIA, e incluso contaron con el apoyo de algunos servicios aliados como los británico, otros europeos y asiáticos.

Si una acción similar la hubiese ejecutado otro país contra Estados Unidos, sin dudarlo sus principales aliados convocarían de inmediato al Consejo de Seguridad de la ONU para aprobar fuertes sanciones contra el autor del espionaje y seguramente sus instalaciones bombardeadas sin derecho a justificaciones.

Una prueba de la doble moral y subordinación de la Unión Europea hacia Estados Unidos, es la posición adoptada por la Comisaria Europea de Interior, Cecilia Malmstrom, al defender públicamente la continuidad de los acuerdos de transferencia de datos en materia de seguridad que la Unión Europea mantiene suscritos con Estados Unidos, a pesar del escándalo de espionaje a los países de la Unión.

La señora Malmstrom hizo esos planteamientos durante la Comisión de Libertades Civiles del parlamento europeo, a pesar de que el pleno de la eurocámara pedió la suspensión del acuerdo de transferencia de datos financieros, conocido como acuerdo Swift, y puso en duda el convenio de datos de pasajeros (PNR, en inglés).

Después la Unión Europea y el propio parlamento tienen la desvergüenza de exigirle a Cuba que sea tolerante con las violaciones legales que ejecutan los asalariados de Washington como las Damas de Blanco y otras organizaciones contrarrevolucionarias, creadas, entrenadas, abastecidas y financiadas por Estados Unidos, mediante sus diplomáticos acreditados en la Habana.

Mucho camino tiene que recorrer la Unión Europea en materia de derechos humanos para exigirle a los demás lo que ellos no se capaces de cumplir.

Al final, los representantes de la Unión Europea actúan hoy como afirmara José Martí desde New York en 1892:

El lacayo muda de amo y se alquila al señor de más lujo y poder”.

Tomado del Blog “El Heraldo Cubano”

Hacer un comentario

Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos. Todos los campos son obligatorios.