Una realidad de todos: el cambio climático

Lea más de: , , ,

Por José Luis Alonso Lanza

¡Cubano!, esto no es fácil, ya pasó el 17 de diciembre, día de Babalú Ayé y ni un norte con aires fríos. Solo calor, como o peor que en agosto, con pocas lluvias. Los asmáticos dan un sí, entre comillas, por el cambio climático, aunque el Sr. Trump siga diciendo que lo del cambio climático, es un bluf político-económico para algunos hacer dinero, algo en que es un especialista.

Pero, qué vamos a obtener de un hombre donde el derecho a la vida, no es una necesidad social; un hombre, cuyos intereses personales, sus ganancias diarias, están por encima de todo. Al parecer la muerte, no es un problema para él, es como si tanto dinero y poder enfermase la mente.

Tanto que hablan de derechos humanos, y son incapaces de aceptar y sobre todo hacer algo, para lograr una disminución de la temperatura del planeta, tal y como se han propuesto muchas naciones, en dos grados.

Pero no, el Sr. Trump, ya ha hecho manifiesto su criterio de que a él nadie le puede venir con lo del calentamiento global, y el cambio climático. Y es muy natural; no es que este señor no le tenga apego a la vida, al menos a la suya si, pero es imposible, creer que va a ir en contra, de todo aquello, que es el desecho de lo que alimenta su bolsa diariamente, para él los efectos antropogénicos son la gran mentira de los científicos, y… ¿quién es Trump para evaluar un criterio científico?

Es posible que estemos hablando de más, y él sea uno de los mayores estudiosos del tema, pero, le gusta seguir teniendo pisos y paredes enchapadas en madera, sin importarle, continuar con la desforestación, él sabe que sus fábricas lanzan al medio ambiente, CO2, pero no importa, su Super auto, lo libra de las radiaciones solares, además, tiene filtros de aire, lo que desconozco si tendrá, en algún lugar, reservas de agua.

Durante los años 70, la sentencia del mundo científico, se encontraba, cada vez más, en amplia mayoría a favor de los criterios sobre el calentamiento. Por los años 90, como resultado de las mejoras de la fidelidad de los modelos informáticos y del trabajo observacional que confirma la teoría de Milankovitch de las épocas glaciares, se llegó al consenso de que el efecto invernadero estuvo involucrado en la mayoría de los cambios climáticos y que las emisiones humanas traían serios problemas de calentamiento global. Desde aquellos tiempos, los científicos han sido orientados a la producción de informes del Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático.

Pero esto del cambio climático no es un pregón nuevo, en 1973, el científico británico James Lovelock hizo especulaciones respecto a que los clorofluorocarbonos (CFC) podrían contribuir al calentamiento global. En 1975, Veerabhadran Ramanatha descubrió que una molécula de CFC podría ser 10.000 veces más eficaz absorbiendo la radiación infrarroja que una molécula de dióxido de carbono, lo que convertía a los CFC en sustancias potencialmente importantes a pesar de sus concentraciones muy bajas en la atmósfera.

Mientras los primeros trabajos sobre los CFC se concentraban, mayormente, en el papel de estas sustancias en la reducción de la capa de ozono, para el año 1985 Ramanathan y otros científicos demostraron que los CFC junto con el metano y otros gases traza podrían tener un efecto casi tan importante en el clima como el aumento del CO2. En otras palabras, el calentamiento global llegaría dos veces más rápido de lo que se esperaba.

Pero si esto fuera poco, en 1982, los núcleos de hielo de Groenlandia perforados por Hans Oeschger, Willi Dansgaard y sus colaboradores revelaron oscilaciones dramáticas de la temperatura en el espacio de un siglo en el pasado remoto. El más prominente de los cambios en su expediente correspondió a la oscilación violenta del Dryas Reciente lo que mostró  cambios en tipos de polen en los lechos de los lagos por todas partes de Europa. Los cambios evidentemente drásticos del clima eran posibles dentro del curso de la vida humana.

Todo este aspecto de desprecio a la vida, en relación a las teorías del cambio climático, el Sr. Trump, lo ve como “un invento de China” para evitar que Estados Unidos sea competitivo económicamente. Sin embargo, en una ocasión el Líder de la Revolución Cubana Fidel Castro Ruz dijo una frase certera: hay una especie en extinción, la raza humana. Es posible que Trump sonría como se sonrió el Sr. Bush padre, al oír el discurso del Comandante en Jefe, hablando del cambio climático.

Con anterioridad al Sr. Trump, el expresidente de Estados Unidos Bill Clinton firmó el acuerdo, pero el Congreso no lo ratificó, por lo que se puede decir que la adhesión de Estados Unidos sólo fue simbólica hasta 2001 en el cual el gobierno de Bush se retiró del protocolo; se quitó la careta, según su declaración, no porque no compartiese la idea de reducir las emisiones, sino porque considera que la aplicación del Protocolo era ineficiente.

En 2015 el presidente Obama a través de la Agencia de Protección Medioambiental (EPA, por sus siglas en inglés), puso como objetivo la reducción de las emisiones en un 30 % para 2030.

En junio pasado se desarrolló la Cumbre de París sobre cambio climático. El acuerdo fue aprobado por 195 naciones, incluyendo Estados Unidos, el cual tiene como misión caminar hacia una economía baja en emisiones de gases de efecto invernadero. En esa ocasión, el Secretario de Estado John Kerry, expresó: “estamos mandando un mensaje clave al mercado global” con el objetivo de lograr  una “transición a una economía limpia”.

Pero ahora viene el Sr. Trump y dice borrón y cuenta nueva; que las agencias entreguen sus documentos, el gobierno debe analizar a dónde ha ido tanto dinero. El resultado es que las agencias y los científicos están preparando sacar todos los documentos de EE.UU. antes de que el Sr. Trump, tome la presidencia.

Y después acusan a Cuba de violación de los derechos humanos, cubano, saque usted sus propias conclusiones….

 

Hacer un comentario

Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos. Todos los campos son obligatorios.

1 Comentario

Eduardo Ortega dijo:

Gracias a José Luis Alonso Lanza por traer tan importante tema. En este diciembre varios amigos de paíse donde normalmente la navidad se viste de nieve, este año (y otros anteriores) no la han visto. Es muy preocupante el incremento de las temperaturas en el planeta. El problema es muy serio. Es necesario crear consciencia entre la gente y presionar entre todos a los que más contaminan el planeta. Después será demasiado tarde. SALUDOS!

24 diciembre 2016 | 01:08 pm