25 verdades sobre Reporteros sin fronteras

Lea más de: ,

Salim Lamrani

La organización francesa pretende sólo defender la libertad de prensa. En realidad, detrás de esta noble fachada, se esconde una agenda política muy precisa.

1.      Fundada en 1985 por Robert Ménard, Jean-Claude Guillebaud y Rony Brauman, Reporteros Sin Fronteras tiene como misión oficial “defender la libertad de prensa en el mundo, es decir el derecho a informar y ser informado, conforme al Artículo 19 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos”.

2.      No obstante, a pesar de esta profesión de fe oficial, RSF dispone de una cara oscura y de una agenda política muy precisa, a menudo ligada a la de Washington, y arremete particularmente contra los gobiernos de izquierda en América Latina, preservando al mismo tiempo los países desarrollados.

3.      Así, RSF ha sido financiada por el Gobierno de Estados Unidos mediante la National Endowment for Democracy. La organización lo reivindica: “Efectivamente, recibimos dinero de la NED. Y no es ningún problema para nosotros”.

4.      La Fundación Nacional para la Democracia (NED) fue creada por el antiguo presidente estadounidense Ronald Reagan en 1983, en una época en que la violencia militar había tomado el paso sobre la diplomacia tradicional en los asuntos internacionales. Gracias a su poderosa capacidad de penetración financiera, la NED tiene como objetivo debilitar a los gobiernos que se opondrían a la política exterior de Washington.

5.      Según el New York Times, [artículo de marzo de 1997], la NED “se creó hace 15 años para realizar públicamente lo que la Central Intelligence Agency(CIA) ha hecho subrepticiamente durante décadas. Gasta 30 millones de dólares al año para apoyar a partidos políticos, sindicatos, movimientos disidentes y medios informativos en decenas de países”.

6.      En septiembre de 1991 Allen Weistein, padre de la legislación que dio nacimiento a la NED, expresó lo siguiente al Washington Post: “Mucho de lo que hacemos hoy lo hizo la CIA hace 25 años de modo clandestino”.

7.      Carl Gershman, primer presidente de la NED, explicó la razón de ser de la Fundación en junio de 1986: “Sería terrible para los grupos democráticos del mundo entero ser vistos como subvencionados por la CIA. Vimos eso en los años 60 y por eso pusimos término a ello. Es porque no podíamos seguir haciéndolo que se creó la Fundación”.

8.      Así, según el New York Times, Allen Weinstein y Carl Gershman, RSF es financiado por una oficina pantalla de la CIA.

9.      RSF también recibió un financiamiento del Center for a Free Cuba. El director del organismo de entonces, Frank Calzón, fue anteriormente uno de los presidente de la Fundación Nacional Cubano Americana (FNCA). Ésa está gravemente implicada en el terrorismo contra Cuba, como lo reveló uno de sus antiguos directores, José Antonio Llama.

10.  RSF recibió fondos de la Overbrook Fondation, entidad fundada por Frank Altschul, promotor de Radio Free Europe, estación de la CIA durante la Guerra Fría, y colaborador cercano de William J. Donovan, jefe de los servicios secretos estadounidenses en los años 50 y fundador del Office of Strategic Services, antepasado de la Central Intelligence Agency.

11.  En el pasado, RSF silenció las exacciones que cometió el ejército de Estados Unidos contra los periodistas. Así, RSF sólo se acordó tardíamente  -cinco años después– del caso Sami Al-Hay, periodista del canal catarí Al-Jazeera, arrestado y torturado en Afganistán por las autoridades estadounidenses y luego trasladado a Guantánamo. Al-Haj fue liberado el 1 de mayo de 2008, tras más de seis años de calvario. Entonces RSF necesitó una investigación de cinco años para descubrir que Sami Al-Haj fue arrestado, secuestrado y torturado sólo por ser periodista.

12.  En un informe del 15 de enero de 2004, RSF exoneró de toda implicación a los militares estadounidenses responsables del asesinato del periodista español José Couso y de su colega ucraniano Taras Protsyuk en el hotel Palestina de Bagdad. Según la familia Couso, “las conclusiones de este informe exculpan a los autores materiales y reconocidos del disparo al hotel Palestina en base a la dudosa imparcialidad de los empotrados, y al propio testimonio de los autores y responsables del disparo, trasladando esa responsabilidad a personas no identificadas. La realización del informe ha sido firmada por un periodista, Jean Paul Mari, con conocidas relaciones con el coronel Philip de Camp, militar que reconoció su implicación en el ataque y las muertes de los periodistas del hotel Palestina, y que, además, su informe se apoya en los testimonios de tres periodistas empotrados en las fuerzas de EE.UU, todos ellos estadounidenses, habiendo formado parte alguno de ellos -Chris Tomlinson- de los servicios de inteligencia del ejército de los Estados Unidos durante más de siete años. Ninguno de los periodistas españoles que se encontraban en el hotel ha sido consultado para la elaboración de este documento”. El 16 de enero de 2007, el juez madrileño Santiago Pedraz emitió una orden de arresto internacional contra el sargento Shawn Gibson, el capitán Philip Wolford, y el teniente coronel Philip de Camp, responsables de los asesinatos de Couso y Protsyuk y absueltos por RSF.

13.  RSF hizo apología de la invasión de Irak en 2003 al afirmar que “el derrocamiento de la dictadura de Sadam Husein puso término a treinta años depropaganda oficial y ha abierto una era de libertad nueva, llena de esperanzas y de incertidumbres, para los periodistas iraquíes. Para los medios iraquíes, decenios de privación total de libertad de prensa, llegaron a su fin con el bombardeo del ministerio de Información, el 9 de abril en Bagdad”.

14.  El 16 de agosto de 2007, durante el programa radial “Contre-expertise”, Robert Ménard, entonces secretario general de RSF, legitimó el uso de la tortura.

15.  RSF apoyó el golpe de Estado contra el Presidente haitiano Jean-Bertrand Aristide, que organizaron Francia y Estados Unidos, con el título: “La libertad de prensa recuperada: una esperanza a mantener”.

16.  Durante el golpe de Estado contra Hugo Chávez en abril de 2002 que organizó Washington, RSF publicó un artículo el 12 de abril de 2002 que retomaba sin reserva alguna la versión de los golpistas y trató de convencer a la opinión pública internacional de que Chávez había renunciado: “Recluido en el palacio presidencial, Hugo Chávez firmó su renuncia durante la noche bajo la presión del ejército. Después fue llevado a Fuerte Tiuna, la principal base militar de Caracas, donde está detenido. Inmediatamente después, Pedro Carmona, el presidente de Fedecámaras, anunció que dirigiría un nuevo gobierno de transición. Afirmó que su nombre era el objeto de un ‘consenso’ de la sociedad civil venezolana y de la comandancia de las fuerzas armadas”.

17.  RSF siempre se ha negado a ocuparse del caso de Mumia Abu-Jamal, periodista negro encarcelado en Estados Unidos desde hace treinta años por denunciar en sus reportajes la violencia policial contra las minorías.

18.  RSF organiza regularmente campañas contra Cuba, país donde ningún periodista ha sido asesinado desde 1959. La organización está en estrecha colaboración con Washington al respecto. Así, en 1996, RSF tuvo un encuentro en Paris con Stuart Eizenstat, embajador especial de la administración Clinton para los asuntos cubanos.

19.  El 16 de enero de 2004, RSF se reunió con los representantes de la extrema derecha cubana de Florida para establecer una estrategia de lucha mediática contra el Gobierno cubano.

20.  RSF lanzó varias campañas mediáticas difundiendo mensajes publicitarios en la prensa escrita, radia y televisual, destinados a disuadir a los turistas de viajar a Cuba. Es lo que preconiza el primer informe de la Comisión de Asistencia para una Cuba Libre que publicó el presidente Bush en mayo de 2004 y que recrudece las sanciones contra Cuba. Así, este informe cita a RSF en la página 20 como ejemplo a seguir.

21.  RSF afirma abiertamente que sólo le interesan los países del Tercer Mundo: “Decidimos denunciar los atentados contra la libertad de prensa en Bosnia y en Gabón y las ambigüedades de los medios argelinos o tunecinos… pero no ocuparnos de los desmanes franceses”. ¿Por qué? “Porque si lo hacemos, corremos el riesgo de molestar a algunos periodistas, suscitar la enemistad de los grandes dueños de prensa e irritar al poder económico. Ahora bien, para mediatizarnos, necesitamos de complicidad de los periodistas, el apoyo de los dueños de prensa y del dinero del poder económico”.

22.  Jean-Claude Guillebaud, cofundador de RSF y primer presidente de la asociación, abandonó la organización en 1993. Explicó las razones: “Yo pensaba que una organización de ese tipo solo podía ser legítima si incluía un trabajo de crítica del funcionamiento de los medios en Occidente. Ya sea sobre las derivas del trabajo periodístico (falsas entrevistas, etc.) o un trabajo profundo de reflexión sobre la evolución de esta profesión, sus prácticas y los posibles ataques a las libertades en las democracias. Si no, nos verían como neocolonialistas, como arrogantes que pretenden dar lecciones. Cuando se llama la atención a los líderes de los países del Tercer Mundo sobre los ataques a la libertad de prensa en sus países, la cuestión que se plantea automáticamente ante nosotros es saber qué uso damos nosotros a nuestra libertad. Aunque los objetivos no sean los mismos, es una interrogante esencial y yo pensaba que teníamos que dedicarle el 50% de nuestro tiempo y de nuestra energía (…). A medida que se desarrollaba la asociación, las operaciones se hacían más y más espectaculares. Se plantearon dos interrogantes: ¿no había una contradicción en denunciar ciertas derivas del sistema mediático y utilizar los mismos métodos en nuestras acciones de denuncia? Por su parte, Robert Menard pensaba que había que pasar por alto toda la actividad de crítica sobre los medios para obtener así el apoyo de los grandes diarios y de las grandes cadenas de televisión (…). A mí me parecieron demasiado cercanos a la prensa anti Chávez en Venezuela. Es indudable que había que haber sido más prudente. Me parece que se les oye muy poco sobre Estados Unidos”.

23.  El diario francés Libération, fiel patrocinador de la organización, apunta que RSF permanece silenciosa sobre los abusos de los medios informativos occidentales: “En adelante, la libertad de prensa será exótica o no será. Muchos “le reprochan su ensañamiento contra Cuba y Venezuela y su indulgencia hacia Estados Unidos, lo cual no es falso”.

24.  RSF no ha disimulado nunca sus relaciones con el mundo del poder. “Un día tuvimos un problema de dinero. Yo llamé al industrial Francois Pinault para que nos ayudara. (…) Enseguida respondió a mi pedido. Y eso es lo único que importa” porque «La ley de la gravedad existe, queridos amigos. Y también la ley del dinero”.

25.  Así, a pesar de las reivindicaciones de imparcialidad y de defensa de la libertad de prensa, RSF tiene efectivamente una agenda política y arremete regularmente contra los países de la Nueva América Latina.

*Doctor en Estudios Ibéricos y Latinoamericanos de la Universidad Paris Sorbonne-Paris IV, Salim Lamrani es profesor titular de la Universidad de La Reunión y periodista, especialista de las relaciones entre Cuba y Estados Unidos.Su último libro se titula Cuba. Les médias face au défi de l’impartialité, Paris, Editions Estrella, 2013, con un prólogo de Eduardo Galeano.

Tomado del Blog La Pupila Insomne

Hacer un comentario

Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos. Todos los campos son obligatorios.