“La CELAC puede ofrecernos opciones que nos alejen de la dependencia”

Lea más de: , , , ,

El 28 y 29 de enero, en La Habana, Cuba, se desarrollará la II Cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC) organismo regional creado a fines de 2011, que cuenta con la presencia de 33 países de todo el continente –excluyendo de su funcionamiento a EE.UU. y Canadá-.

Puerto Rico, sin embargo, no ha participado en la fundación de esta herramienta, en Caracas, ni en su primera cumbre periódica, realizada en Santiago de Chile durante enero de 2013. Ocurre que el país sigue siendo un “Estado Libre asociado a EE.UU.” ¿Qué significa esto? Que aunque tiene un gobernador, Alejandro García Padilla, su Jefe de Estado es nada menos que Barack Obama.

Días atrás, el presidente venezolano Nicolás Maduro anunció que su país llevará la propuesta de integrar a Puerto Rico a la CELAC durante la reunión presidencial de La Habana, abogando a su vez para que este pueblo logre su tan ansiada independencia. Las declaraciones de Maduro despertaron un rápido revuelo en el ámbito de las relaciones internacionales, suscitando el análisis de especialistas en integración regional.

Aquí presentaremos una voz diferente. Un mano a mano exclusivo con un protagonista de la lucha del pueblo de Puerto Rico por lograr su definitiva independencia: Héctor Pesquera Sevillano, presidente del Movimiento Independentista Nacional Hostoniano, quien opina sobre la posición venezolana, rechaza las decisiones adoptadas por el gobierno de Obama y pide a la CELAC poner al pueblo puertorriqueño y a su gobierno a mirar al sur.

– ¿Cuál es la posición del movimiento independentista sobre la propuesta venezolana de que Puerto Rico ingrese a la CELAC, a ser planteada en la próxima cumbre del bloque en La Habana, a fines de enero?

– El movimiento independentista puertorriqueño se siente sumamente complacido y esperanzado de poder ocupar una silla, como miembro observador, de la CELAC. Desde que el Comandante Hugo Chávez Frías propuso la creación de tan importante instancia de integración caribeña y latinoamericana, hemos planteado que la CELAC no estará completa sin la participación de Puerto Rico.

La determinación por parte del gobierno colonial de Puerto Rico de rechazar su participación en la CELAC no debe desalentarnos. Después de todo, como nos advirtiera Pedro Albizu Campos, a los pueblos les representan quienes les afirman, no quienes les niegan.

– En 2013, el Comité de Descolonización de la ONU se pronunció sobre la situación de Puerto Rico, afirmando necesaria la independencia y autodeterminación del país. ¿Esto hizo cambiar en algún aspecto la posición del gobierno de Obama? ¿Cuál es la evaluación del MINH respecto a las sucesivas muestras de solidaridad que se dan respecto a la lucha independentista del pueblo puertorriqueño?

– El gobierno de EE.UU. ha ignorado consistentemente las expresiones del Comité de Descolonización de la ONU, del Movimiento de Países No Alineados y más recientemente de la CELAC, para que propicie un verdadero proceso de descolonización, de conformidad con el derecho internacional. Washington ha alegado que el caso de Puerto Rico es un “asunto doméstico”, que no le compete a la comunidad internacional. De ahí la importancia de la Declaración de Santiago de Chile -de la Primera Cumbre de la CELAC-, que expresa en su párrafo 21: “Destacamos el carácter latinoamericano y caribeño de Puerto Rico y, al tomar nota de las resoluciones sobre Puerto Rico adoptadas por el Comité Especial de Descolonización de las Naciones Unidas, consideramos que (Puerto Rico) es un asunto de interés de la CELAC.”

El Movimiento Independentista Nacional Hostosiano (MINH) tiene tres pilares estratégicos: la lucha a nivel nacional, la lucha a nivel de las comunidades de puertorriqueños que residen en EE.UU., y la lucha a nivel internacional. Es lo que hemos llamado el Trípode de nuestra lucha. El fortalecimiento de la solidaridad internacional contribuye fuertemente al desarrollo de las otras dos patas del trípode.

– ¿Actualmente en Puerto Rico hay persecución al movimiento independentista? ¿Cuál es la situación de Óscar López Rivera, condenado desde 1981 en una cárcel de EE.UU.?

– Desde el mismo día de la invasión de EE.UU. a Puerto Rico, en 1898, el independentismo ha sido perseguido, encarcelado y reprimido por el imperialismo. Han criminalizado el ideal independentista, al punto que un gran sector de la población siente temor de expresar su simpatía con el proyecto independentista. Hoy día, aunque con métodos más sofisticados, el imperialismo estadounidense, a través de sus agencias policíacas como el FBI, la CIA, el Tribunal de EE.UU. en Puerto Rico y la policía local, han continuado su política de persecución y criminalización de la lucha independentista.

El caso más dramático es el de Oscar López Rivera, quien lleva 32 años encarcelado en EE.UU., acusado de “conspiración sediciosa”. Es decir, de querer derrocar por la fuerza al gobierno norteamericano. No ha sido acusado y mucho menos convicto de ningún acto de violencia o daño a persona alguna. Sin embargo, lo han mantenido como rehén durante más de tres décadas, como disuasivo para desalentar la lucha revolucionaria del movimiento independentista. La comunidad internacional y particularmente la CELAC, tiene mucho que aportar en la campaña de excarcelación que se desarrolla actualmente.

– ¿Cómo cree que será el 2014 en relación a la lucha por la independencia de Puerto Rico? ¿Piensa que a partir de la propuesta venezolana se reabrirá el debate sobre la independencia del país?

– El 2014 se vislumbra como un año de grandes adelantos en el proceso descolonizador y el nacimiento de la República de Puerto Rico, la más joven del Caribe y Latinoamérica.

La propuesta venezolana ya consiguió reabrir el debate regional sobre la independencia de Puerto Rico. Ahora le corresponde a la CELAC poner al pueblo puertorriqueño y a su gobierno a mirar al Sur.

¿Pueden los países miembros de la CELAC expresar su disposición a asistir al financiamiento y desarrollo de la Republica de Puerto Rico? Sería interesante ese escenario. Lo fundamental es que el pueblo puertorriqueño vea, de una manera clara y precisa, que la salida a la encerrona en que nos han metido, no es una mayor integración a Estados Unidos sino por el contrario, desligarnos de los depredadores de Wall Street e integrarnos al bloque económico de la comunidad latinoamericana y caribeña, una de las pocas regiones del planeta que experimenta un sólido desarrollo y crecimiento económico.

La CELAC puede ofrecerle al país opciones que nos alejen de la dependencia, del secuestro económico al que nos ha sometido EE.UU. durante más de cien años. La CELAC puede ofrecernos que se desplomen las gríngolas que solo le permiten a nuestro pueblo mirar hacia el Norte; y a través de esto acercarnos paulatinamente al proyecto de Betances, Hostos y Bolívar de integración antillana, caribeña y latinoamericana.

Juan Manuel Karg. Licenciado en Ciencia Política UBA. Investigador del Centro Cultural de la Cooperación – Buenos Aires

Tomado del Sitio Rebelión

Hacer un comentario

Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos. Todos los campos son obligatorios.