¿Hasta cuándo Carromero?

Lea más de: , , , ,

Arthur González

Ángel Carromero, líder de las juventudes del Partido Popular, condenado por homicidio de dos cubanos al servicio del Gobierno norteamericano y que cumple su condena en España, ha recibido orientaciones precisas de decir que es una “víctima del castrismo” y ve justo un indulto de las autoridades judiciales.

Ahijado de la ultraderechista Esperaza Aguirre, Carromero fue enviado a Cuba por esta en el 2012, para repartir dinero a la contrarrevolución interna, para lo cual escogieron a Oswaldo Payá Sardiñas y a Harold Cepero, para recorrer la isla en cumplimiento de tal encomienda.

La debilidad del español es la velocidad, algo que se demuestra en el record de multas de tránsito que tiene en su país, por lo que le fue suspendida su licencia de conducir.

Satisfaciendo su amor por las carreras rentó un auto, el que estrelló contra un árbol situado al borde de la vía, muriendo de inmediato los dos cubanos. Por ese hecho fue juzgado y condenado por homicidio imprudente; para cumplir la sanción Cuba lo entregó a las autoridades españolas mediante un convenio establecido.

Pasado 6 meses de su regreso a España, comenzó la estrategia de asegurar que era “inocente” y la verdadera responsable de esas muertes era la policía política cubana.

Para este teatro sin elementos probatorios, el Gobierno norteamericano pactó con la viuda Ofelia Acevedo y Rosa María Paya Acevedo, hija del difunto, aceptando ambas apoyar la falsa versión de Carromero y a cambio el Departamento de Estado les otorgaría un visado de Refugiado Político a ellas y a los otros dos hijos del matrimonio.

En ese show mediático tanto Ofelia como Rosa María, fueron trasladadas a varios países de América Latina y Europa, para crear una matriz de opinión desfavorables a Cuba, incluso a Rosa María la presentaron ante el parlamento europeo, donde solicitó una investigación independiente que fue respaldada de inmediato por el Gobierno norteamericano, elemento muy significativo que evidencia la médula de esa componenda.

En España, el Ministerio del Exterior declaró sin lugar la solicitud de una investigación independiente y la remitió a las cortes, acusación que fue rechazada por ausencia de pruebas y basamento legal.

Ante una apelación de ese fallo, el pasado febrero la Audiencia Nacional de España confirmó la negativa de admitir a trámite la querella presentada por familiares de Payá. No obstante, los norteamericanos insisten en el tema para tratar de sembrar la duda en el mundo, en su obcecada política contra Cuba.

Lo triste del caso es que una viuda y una huérfana se presten para esa farsa, sin mostrar un ápice de sentimientos y respeto por el familiar fallecido, defendiendo al único y verdadero causante de la muerte del ser querido.

Por eso es que el imperialismo norteamericano no ha logrado en 55 años remover a la Revolución cubana, a pesar de los cientos de millones de dólares gastados en su empeño, porque con mercenarios como estos no se puede cambiar la historia de un país que tiene una larga trayectoria de lucha por alcanzar su plena independencia.

Al parecer a Carromero le corre sangre del brigadier Martínez Campos, quien fuera Capitán General de la isla cuando aún era colonia española, quien decía en 1895 que…”llegada la hora, España preferiría entenderse con los Estados Unidos a rendir la Isla a los cubanos”.

Tomado del Blog El Heraldo Cubano

Hacer un comentario

Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos. Todos los campos son obligatorios.